La actividad ha regresado a la agenda cultural del Museo López Torres después de la interrupción provocada por la pandemia el año pasado, en el que tan solo acogió una retrospectiva de las obras de los certámenes artísticos de la Fiesta de las Letras. Lo ha hecho con una exposición de la pintora zamorana Maxi Delgado, que fue inaugurada este viernes, en homenaje al poeta ciudadrealeño Ángel Crespo. Una muestra llena de simbolismo en la que la autora abandona el habitual colorido de sus obras por el blanco y negro, como muestra de duelo por el 25 aniversario del fallecimiento del poeta, que se cumplió en 2020.

El concejal de Turismo y Festejos, Raúl Zatón, acompañó a la artista en la inauguración de esta exposición en la que, apuntó, “unimos pintura y poesía en una ciudad como Tomelloso, donde estas dos expresiones artísticas son importantes y lo hacemos además en el Museo López Torres, que es el mejor sitio donde podíamos hacerlo”.

Estos últimos están siendo en la localidad, añadía, días de intensa actividad cultural y “eso denota que Tomelloso vuelve a latir y vuelve a sentir y el arte, que siempre ha sido parte importante de su agenda, hoy podemos admirarlo de nuevo en las paredes de este Museo”.

Zatón invitó a vecinos y visitantes a disfrutar de la exposición de Maxi Delgado y de la historia “tan bonita y a la vez tan triste” que la autora quiere transmitir con su obra.

Y es que la exposición, según explicó la pintora, nace de la necesidad de rendir homenaje al poeta Ángel Crespo con el que entabló amistad en Barcelona donde coincidieron en su etapa de profesor universitario donde ambos coincidieron. Una amistad que, tras el fallecimiento del poeta, la poeta y la mujer de Crespo, Pilar Gómez Bedate, también zamorana como ella, reforzaron y de la que surgió la idea de hacer esta exposición.

Maxi Delgado, que define al poeta de Alcolea de Calatrava como “una persona con un cariño profundo a su tierra, una persona buena de corazón y un autor con gran personalidad en la cultura”, ha estructurado la exposición en torno al poema “La pintura” que Ángel Crespo editó en 1955 en un solo libro y que, asegura “me conmueve”. El poema tiene diez partes, que son las que marcan el recorrido planteado para la muestra que se puede contemplar estos días en el López Torres.

El recorrido comienza, explicó, por la parte “en la que habla de cómo se va generando la pintura, de cómo la creación literaria es parecida a la creación plástica y va comparando los dos lenguajes”. Aunque su pintura ha sido siempre muy colorista, confiesa, los cuadores de esta exposición-homenaje son en blanco y negro “porque su mujer, Pilar, dijo que él era su amor de toda la vida y que había que hacerle un homenaje en blanco y negro porque la vida se había quedado así para ella”. El negro es además, incide, “el color de la tinta es como su sangre que derrama en un papel; la tinta siempre es negra y el papel siempre blanco”.

“La pintura”, recalca Maxi Delgado, es un poema “que tiene muchas reflexiones interesantes para entender lo que es el sentimiento, el conocimiento, toda la vida de una persona que está volcada en lo que hace, lo mismo en la expresión pictórica que en la literaria o musical”. Ambos, afirma, “son lenguajes que encierran el alma del que lo hace y no se puede disimular”.

La artista dijo sentirse muy orgullosa de exponer en Tomelloso, una ciudad con “un recorrido pictórico interesantísimo” en el que destacó a Antonio López Torres y Antonio López García y a Pepe Carretero, que asistió a la inauguración y al que le une una buena amistad.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí