Este sábado se ha inaugurado la sede de la Asociación Rumana de Tomelloso ‘Transilvania’, en un acto en el que ha participado la cónsul de Rumanía en Ciudad Real, Florenta Ciobotaru, junto con su presidenta, Lenuta (Elena) Sabina Morar Buia.

Un acto al que también han asistido el teniente de la Guardia Civil de Tomelloso, Miguel Ángel Ciudad, además del presidente de la Asociación Rumana de Quintanar de la Orden y numerosos miembros de la asociación tomellosera, entre ellos, la escritora Nicoleta Talpa.

La cónsul de Rumanía en Ciudad Real ha deseado «lo mejor en su actividad» a esta asociación

«Nos alegra como comunidad rumana contar con esta asociación, con tanto entusiasmo e ilusión y tan implicada en promover nuestras tradiciones y cultura en Tomelloso», ha dicho, añadiendo que es «una oportunidad para demostrar, no solo que somos unos trabajadores y que tenemos un buen nivel de integración, sino también que aportamos; que somos una voz que mostramos nuestra presencia y que, a nivel social y comunitario contamos y respetamos, a la vez que nos tienen que respetar».

«MERECE LA PENA EL ESFUERZO»

La presidenta de la Asociación, en una emotiva intervención, ha asegurado que no ha sido fácil el camino para conseguir tener una sede, «pero ha merecido la pena el esfuerzo».

Este, ha dicho, «es un momento único para las personas rumanas resientes en Tomelloso, porque hasta ahora no hemos tenido un lugar que podamos llamar el nuestro, el de todos».

Lenuta, Elena con el que es conocida en la localidad, ha recalcado que las instalaciones de esta sede estarán abiertas tanto para ciudadanos rumanos como españoles, «ya que nuestro deseo es poder colaborar con las instituciones públicas de Tomelloso y Castilla-La Mancha, intentando ser el ancla y timón para conseguir la unidad y la integración de la comunidad rumana dentro de la sociedad española», ha dicho.

El objetivo de la asociación es «acercar a las dos comunidades para que se produzca un intercambio de cultura y costumbres que pueda vivir en armonía y enriquecer a ambas partes».

En la sede, situada en la calle San Lorenzo, no faltan elementos y objetos decorativos típicos rumanos y tomelloseros como trajes del folclore tradicional, objetos de cerámica y tres cuadros que hablan de las figuras del pintor Antonio López Torres, el escritor Francisco García Pavón y el poeta Félix Grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here