El Juzgado de Instrucción número 1 de Tomelloso ha tomado declaración durante la mañana de este martes al director de la Fundación Elder, José Manuel Sampedro, por un posible delito de homicidio por imprudencia y omisión del deber de socorro. Todo ello, después de que un total de 8 familias denunciara la falta de medidas para proteger a sus residentes durante la pandemia.

Luis Miguel Polo, abogado de los familiares, ha recordado que mientras otras residencias del municipio registraron alrededor de 8 fallecidos, la residencia Elder sumaba 75 fallecidos entre febrero y junio del 2020. Según reclaman los familiares, esta diferencia significativa de cifras se debe a la falta de medidas contundentes para proteger a sus residentes.

Santiago Apóstol

“Queremos respuestas de por qué en esta residencia no se adoptó ningún protocolo de actuación cuando ya se estaban haciendo en otras residencias”, ha explicado el abogado.

José Manuel Sampedro declara ante el juzgado tras las denuncias contra la Fundación Elder
Familiares residentes Residencia Elder

Información nula y mala gestión. Eso es lo que denunciaba Francisco Javier García en representación de las familias afectadas, reclamando que ni se cerró la residencia ni los trabajadores se encerraron con los usuarios mientras la situación comenzaba a empeorar. Además, sugiere que si el director no conocía los protocolos que debía realizar, podría preguntar a otros centros del municipio.

“No son números, son personas”, ha aseverado, después de afirmar que su padre enfermó en la residencia y no conseguía obtener información sobre su estado. “Javi, sácame de aquí, que aquí me matan”, fueron de las últimas palabras que el afectado asegura haber escuchado por parte de su padre a través de una vídeo-llamada que lograron mantener.

“Queremos justicia y que se aclare todo lo que ha pasado allí”, ha añadido, dando un mensaje de pésame a todos los que han perdido un familiar durante la pandemia.

“LA PANDEMIA NO ES CULPA DE NADIE”

Por su parte, trabajadores, familiares y amigos de José Manuel Sampedro se han acercado para mostrar su apoyo ante una situación que consideran injusta, pues aseguran que “la pandemia no es culpa de nadie”. Según ha afirmado la actual gobernanta del centro, Elena Durán, la actuación llevada a cabo se correspondía con las acciones que se les marcaban desde un principio, por lo que “no podíamos hacer otra cosa”.

José Manuel Sampedro declara ante el juzgado tras las denuncias contra la Fundación Elder
Trabajadores Residencia Elder

Además, han recordado que cumplen funciones de residencia, y que si algún paciente está enfermo debe ser derivado al hospital, pero “no nos dejaban derivar a pacientes”. Aunque reconocen que las familias están en su derecho de reclamar, defienden que la denuncia es injusta porque “en la pandemia todos somos víctimas”.

En contra de los rumores de que la residencia no contaba con el personal médico necesario para hacer frente a la situación, los trabajadores han asegurado que siempre han contado con 2-3 médicos en plantilla. Asimismo, ante las comparaciones con otras residencias y sus cifras de fallecidos, han recordado que en la residencia Elder han tenido libertad para entrar y salir del centro, a diferencia de lo que ocurre con otras residencias del municipio, por lo que corrían más riesgo de contagio.

((( Habrá ampliación )))

Picazo de Nova / TurboSeguros



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí