El salir estos días, por cualquier rincón de Tomelloso, te hace encontrar estampas maravillosas para capturar con la cámara, y es que, probablemente, el otoño sea la mejor estación del año para hacer fotografías, para mí, y para muchos aficionados de este arte, por encima de las otras tres.

Aquí la imagen protagonista de la semana en de uno de los lugares más concurridos de nuestro pueblo, el Paseo de las Moreras, lleno de árboles, cuya especie, de gran tamaño, da nombre a este tramo junto a la calle Don Víctor Peñasco, y en el que se sitúa la Plaza de Toros.

Durante unas semanas, y más atenuado con las lluvias de estos días, no dejaran de caer cientos de hojas de las moreras al firme, hasta que no quede ninguna, dejando las ramas al desnudo, despobladas hasta la próxima floración, la naturaleza sigue su curso, como todo en esta vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here