La responsable de Personal Docente en dicha Federación, Ana Belén San Romá, que ha alertado que pese a que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes va a mantener las contrataciones del curso pasado, que cifraron en 3.000, unos 800 contratos empezarán en el mes de enero pues están ligados a programas financiado por el Fondo Social Europeo, ha reclamado al Gobierno regional que estos refuerzos lleguen al inicio del curso escolar.

«Muchos centros nos han transmitido la utilidad de estos programas si se comienzan en septiembre, pero no en enero. Hay centros en los que aún no tienen todo el personal docente necesario en su centros para poder comenzar las clases y muchos interinos se incorporarán el mismo día que los alumnos, algo que ya denunciamos, puesto que estas sustituciones de inicio de curso se deben adelantar en el tiempo y hacerlas más a menudo para que los centros cuenten con el personal días antes de la incorporación de los alumnos», ha defendido Romá, que junto a la secretaria general de la Federación de Enseñanza, Ana Delgado, y el secretario general de Comisiones Obreras Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha hecho balance del inicio de curso.

Según ha informado el sindicato en nota de prensa, De la Rosa ha destacado que la pandemia y las medidas extraordinarias adoptadas en colegios e institutos propiciaron «un curso relativamente tranquilo, hubo responsabilidad de familias, profesores y alumnos, es la senda que hay que seguir».

Las medidas anti COVID con más profesorado y más personal no docente, con menos alumnos por clase, «han tenido además una incidencia brutalmente positiva en la calidad que recibe el alumnado, que han podido ser tratados de forma más pormenorizada, con una atención más cercana», ha dicho.

No obstante, ha pedido «compromiso político y compromiso presupuestario» para que las plantillas se estabilicen. «Bajar ratios es bueno para afrontar la pandemia, pero sobre todo es bueno para mejorar la calidad de la educación que reciben los alumnos», ha asegurado.

RATIOS MÁS BAJAS

De su lado, la secretaria general de la Federación de Enseñanza ha indicado que, por carta, se dirigieron a la Consejería de Educación hace unos días para pedir «fundamentalmente el mantenimiento de la ratio más baja», menos alumnos por aula y docente para mejorar la calidad educativa. Hace falta a su vez «una agenda clara y un plan de trabajo para afrontar distintos aspectos que consideramos vitales como dónde va a ir a parar la financiación extra que llega desde el Gobierno Central, unos 86 millones de euros», ha reclamado.

La enseñanza en Castilla-La Mancha necesita «consolidar los refuerzos en plantilla estructural ya que está sobradamente demostrado que a mayor incremento de plantilla mejor calidad educativa y de la individualización del proceso de enseñanza», ha asegurado Delgado.

Dicho esto, ha lamentado que muchos trabajadores y trabajadoras «siguen teniendo contratación precaria y jornadas no completas cuando las necesidades del alumnado que tienen necesidad de apoyo son permanentes en todo el horario escolar».

A su entender, la «falta de cobertura que arrastra el personal laboral de los centros de trabajo es un mal que se debe de corregir, y parte de dicha inversión en educación debe ir encaminada a mejorar y terminar con la situación de ahogamiento que sufren los centros ante la no cobertura de la plantilla».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here