El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha manifestado que el Gobierno regional espera que el debate sobre la financiación autonómica se acuerde «antes de acabar el año» porque, ha afirmado, el modelo actual «no aguanta mucho más».

Así se ha pronunciado Martínez Guijarro este martes a preguntas de los medios durante una rueda de prensa con motivo de la celebración en Toledo del Seminario de Cooperación Multinivel para la Vertebración Territorial, Lucha contra la Despoblación y Desafíos Demográficos organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, en el que participan tanto representantes del Ministerio como de las 17 comunidades autónomas.

El vicepresidente castellanomanchego ha reconocido que las comunidades autónomas han estado «en una situación muy excepcional» con motivo de la pandemia, pero ha argumentado que una vez se vaya superando la crisis sanitaria «hay que dejar la financiación resuelta desde el punto de vista estructural».

En este punto, ha explicado que el acto desarrollado hoy en la capital castellanomanchega es preparatorio para la próxima Conferencia Sectorial que presidirá la ministra Teresa Ribera, aunque ha señalado que un acuerdo de estas características también tendrá que conllevar la intervención de los propios presidentes regionales.

Así, ha recordado que Castilla-La Mancha está colaborando con regiones como Galicia, Castilla y León, Aragón o Asturias, «donde el problema del despoblamiento es un problema común y tenemos un déficit en cuanto a la financiación del coste efectivo» de los servicios esenciales.

«Si no hay un sistema que garantice financieramente la prestación de los servicios esenciales es muy difícil avanzar en materia de lucha contra la despoblación», ha explicado, reiterando que cuestiones como la despoblación o el envejecimiento poblacional son «trascendentales» para Castilla-La Mancha en la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación autonómica.

Martínez Guijarro ha aprovechado para considerar a Castilla-La Mancha como «punta de lanza» en la materia con actuaciones como la aprobacaión de la Ley de Despoblación, la creación de las Inversión Territorial Integrada (ITI) con «más de 1.000 millones destinados espefícicamente a estas zonas» o el gasto de más de 40 millones de euros en la extensión de fibra óptica y la instalación de antenas de telefonía en zonas despobladas para reducir la brecha digital en el medio rural.

Además, ha añadido, España tiene «una oportunidad» en la actualidad con la financiación de los fondos Next Generation, ya que «hay financiación suficiente» como para intentar resolver todas estas cuestiones. «Hay muchos fondos que se están quedando en los propios ministerios y que entendemos que tienen que ser movilizados para luchar contra la despoblación y contra los problemas del medio rural», ha apostillado.

«En Castilla-La Mancha el planteamiento es meridianamente claro, la financiación tiene que financiar el coste efectivo de la prestación de los grandes servicios en condiciones de igualdad», ha insistido, con la idea de que cualquier persona, proceda del territorio de proceda, tiene que tener «la misma oportunidad e igualdad de acceso» a la prestación de estos servicios.

En cuanto a la propia reunión, Martínez Guijarro ha aclarado que no se firmará ningún documento sino que lo habitual es levantar acta de este tipo de reuniones para que luego pueda ser ratificada en la propia Conferencia Sectorial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here