La Guardia Civil ha incautado un total de 200.000 plantas de marihuana durante el último mes en la provincia de Toledo, en distintas actuaciones enmarcadas en la Operación ‘Safari-Miller,’ desmantelando una nueva plantación de falso cáñamo industrial en la localidad de La Guardia donde se estaban cultivando 53.000 plantas de marihuana.

El Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Toledo ha desmantelado un grupo criminal dedicado al tráfico de marihuana en la provincia. La última actuación se ha llevado a cabo en una finca de La Guardia, donde se ha detenido a dos hombres e investigado a otros tres por delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, ha informado el Instituto Armado en nota de prensa.

La Operación Safari-Miller se cierra con tres falsas plantaciones de cáñamo legal desmanteladas con una incautación total de 200.000 plantas de marihuana, 112 kilos de cogollos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y 30 toneladas de picadura en seco de cannabis, acabando con once personas detenidas y nueve investigadas.

El objetivo de esta investigación ha sido poner fin a distintos grupos criminales dedicados a cultivar marihuana que ocultaban su actividad ilícita bajo supuestas plantaciones de cáñamo industrial con apariencia legal.

La Guardia Civil actuó en primer lugar en la localidad de Sonseca, donde se incautaron 12.000 plantas y se detuvo a seis personas. Más tarde, se investigó a otro grupo criminal distinto pero dedicado al mismo fin, establecido en dos plantaciones, una en Huerta de Valdecarábanos, donde se aprehendieron 135.000 plantas de marihuana, con la detención de tres personas e investigación de otras seis, y otra en La Guardia, donde la Guardia Civil ha cerrado esta operación con 53.000 nuevas plantas de marihuana incautadas, dos personas más detenidas y tres investigadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here