Cuatro de cada diez personas que se han vacunado de la gripe por primera vez lo han hecho motivados por la situación causada por la pandemia y, de ellos, seis de cada diez afirma que va a seguir haciéndolo una vez la situación se normalice; según datos recogidos hasta la fecha por El Gripómetro, el estudio demográfico sobre vacunación antigripal que Sanofi Pasteur realiza cada año en España. Según este estudio, además, tres de cada cuatro castellanomanchegos por encima de los 65 años han recibido la vacuna en la presente campaña.

Los otros dos grandes motivos para dicha vacunación son por recomendación médica y para no contagiar al entorno. Asimismo, también han influido en la toma de decisión la información sobre la Covid-19 divulgada a través de los medios de comunicación, las conversaciones con conocidos y familiares y las campañas realizadas por las propias autoridades sanitarias del país, que han hecho un llamamiento pidiendo a la población que se vacune frente a la gripe como medida para prevenir esta enfermedad y sus complicaciones graves y así reducir el número de pacientes que buscan atención médica por esta causa, liberando recursos asistenciales.

Así, según el informe, la pandemia de la Covid-19 está repercutiendo en un aumento de las vacunaciones de la gripe. En concreto, se han vacunado el 65,3 por ciento de las personas mayores de 65 años, el 48 por ciento de los profesionales sanitarios, y el 18 por ciento de las personas entre 18 y 65 años. Se trata, en todos los casos, de porcentajes superiores a los alcanzados en las anteriores campañas de vacunación, destacando especialmente el crecimiento entre los profesionales sanitarios, un colectivo en el que las ratios han sido históricamente bajas.

En cuanto al colectivo de profesionales sanitarios, uno de cada tres de los que se han vacunado reconoce la influencia de la pandemia en su decisión, elevándose esta proporción hasta el 40,5 por ciento entre los médicos. Esta influencia se justifica por el hecho de que la gripe puede agravar la situación en caso de contagiarse de Covid-19, pero también por la importante presión que reconocen que existe esta campaña sobre los profesionales sanitarios para incrementar su vacunación frente a la gripe.

Por comunidades, las que presentan unas mayores ratios de vacunación son, por este orden, La Rioja y Navarra, donde ya se han vacunado el 80,5 y el 77,8 por ciento de los mayores de 65 años, respectivamente, alcanzando el objetivo de vacunación fijado por el Ministerio de Sanidad, en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para este grupo poblacional. Ambas regiones también lideran las vacunaciones en el grupo de edad comprendido entre los 18 y los 64 años, con unas ratios de vacunación del 25,4 y del 28,2 por ciento, respectivamente.

Les siguen, en el colectivo de mayores de 65 años, otras Comunidades Autónomas como Castilla-La Mancha (73,3%); Extremadura (73,1); Castilla-León (71,7% y Aragón (71,1%). En el otro lado de la balanza se encuentran Canarias y Cataluña, con un 56,9 y 58,7 por ciento, respectivamente, aunque en ambos casos ya se superan significativamente las cifras de vacunación registradas en el grupo de población en la campaña del año pasado.

Así las cosas, es destacable que el 61,6 por ciento de las personas que se han vacunado por primera vez afirme que va a seguir haciéndolo una vez superada la Covid-19. En un contexto no pandémico, la vacunación anual contra la gripe ya contribuye a la sostenibilidad de los sistemas de salud al prevenir consultas médicas, hospitalizaciones, absentismo y pérdida de productividad para las sociedades y los empleadores. De hecho, en la Unión Europea (UE), la vacunación contra la gripe puede salvar hasta 37.200 vidas y 332.000 millones de euros cada temporada con tasas de cobertura observadas y efectividad de la vacuna observada.

ACERCA DE LAS VACUNAS FRENTE A LA GRIPE

Las vacunas contra la gripe pueden ser inactivadas (elaboradas con virus inactivados por métodos físicos o químicos) o bien atenuadas (elaboradas a partir del virus debilitado). Desde la temporada pasada, la OMS recomienda anualmente las 4 cepas a incluir en las vacunas para la siguiente temporada de gripe, siendo por tanto la tetravalente la que ofrece el máximo espectro de protección al incluir todas las cepas.

Si bien las vacunas trivalentes contienen las 2 cepas del virus tipo A (los subtipos H1N1 y H3N2) y el linaje tipo B más representativo del virus en circulación (Victoria o Yamagata), las tetravalentes contienen tanto las 2 cepas del virus A como las dos del virus B; lo que representa un nivel de protección óptimo.

Según el Consejo Europeo, la vacunación representa una de las herramientas de salud pública más efectivas y, en concreto, coste-efectivas. Además, el Consejo alienta a los países de la UE a que ofrezcan una vacunación apropiada a los grupos de población considerados de «riesgo» en términos de enfermedades específicas y a que consideren la inmunización más allá de la infancia y la niñez mediante la creación de programas de vacunación a lo largo de toda la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here