Seguros Soliss
Foto: pazyconflictos.blogspot.com.es

Hasta el moño! ¡Estoy hasta el moño!, decía una señora comentando con la vecina, reunidas ambas para barrer la acera próxima a sus casas, sujetando la escoba de palma con mango de caña. Como no llevaba mucha prisa ralenticé mi marcha y puse a trabajar mis dotes de acústica (también se llama bacinería) y descubrí la razón de su enfado.

La señora estaba harta de tanta información repetitiva sobre lo que está pasando en Cataluña. Y me dije: qué razón tiene esta señora. Seguí mi marcha, repensando su hartura sin atreverme a mostrarle mi solidaridad con sus conclusiones.

La libertad de expresión y el derecho a la información son dos consecuciones de la democracia  y del bien hacer de muchos profesionales periodistas de cualquier medio de comunicación, así como de otros muchos buenos políticos, que los hay.

El asunto es que llevamos más de dos meses, de modo insistente, con informaciones sobre la independencia de Cataluña. El ámbito informativo ha ido creciendo vertiginosamente y estos  últimos días se ha llegado a la saturación total. Las cadenas de televisión de más visualización, las emisoras de radio de más audiencia, junto con los periódicos digitales más visitados, dedican un tanto por ciento exagerado de su espacio para la idéntica noticia.

Vinicola Inline

No dispongo de datos suficientes para valorar la importancia, sé que es mucha, y los efectos que ese acontecimientos tenga; por lo tanto, me abstengo de juicios de valor.

Solamente me hago algunas preguntas: ¿Debe aguantar el resto de España la terca información sobre el mono-tema? ¿Por qué tengo que soportar  que en el salón de mi casa aparezcan repetitivamente desde la televisión, claro está, en persona no hubieran pisado ni el umbral de la puerta, los mamarrachos (ellos y ellas)  situados fuera de la ley riéndose de la justicia, de la democracia y lo que es más grave, de todos los que no somos independentistas? ¿Por qué los medios de comunicación, pagados con los impuestos de todos, tienen que airear cada detalle, cada palabra, cada gesto, cada gilipollez de esta caterva de imbéciles?

Informativos continuados las veinticuatro horas, conexiones sin límite de tiempo para informar si Puigdemónt ha cambiado de idea, cosa que hace a ritmo de veleta. Atentos a la imbecilidad suprema de niñato de patio de colegio acobardado, que sólo sabe echar la culpa al otro de la maceta que él mismo ha roto.

Debo conceder a las señoras de la escoba toda la razón. Entre unos y otros nos tienen hasta el moño, por lo menos. Estas mujeres eran personas sensatas y a su modo discurrían, criticaban y comentaban intentado parafrasear datos oídos  con una clarividencia propia de personajes doctos, aunque el lenguaje fuera de “andar por casa”.

Tengo la impresión que exceptuando Madrid, Cataluña y el País Vasco (antes provincias Vascongadas) el resto de España estamos menos valorados que una deposición de perro. No ya porque no salgamos en los telediarios, con la excepción de algún acontecimiento trágico, si no porque para cubrir cualquier necesidad imperiosa debemos remover, trabajar y luchar hasta lo indecible.

Para subrayar esto sólo tres datos locales de nuestra ciudad de Tomelloso: -ITV. –Hospital. –Tren por Tomelloso y Argamasilla. Los dos primeros ya son historia por conseguidos, el tercero sigue siendo un sueño. Estos logros  y este sueño, cuántos esfuerzos, cuántas palabras, reuniones, manifestaciones de miles de personas, visitas a despachos y ministerios… han costado.

Es muy fácil que los independentistas catalanes con planes de estudios adaptados de todas las materias, hasta la ridiculez, del currículo de cualquier ley de educación no puedan localizar  a Castilla-La Mancha. Posiblemente de Cervantes no sepan, ni cuenten más que el pasaje del Quijote en Barcelona. Hoy con tanto disparate en la calle sí dejaría que lo llamaran el Caballero de la Triste Figura.

Una última pregunta hecha desde la inquietud, que me provocan tanto el independentismo palurdo, manipulado y revuelto (no revolucionario) por una parte y  el soporte informativo tan superlativo que se le da: Hace un tiempo se habló de que en el 2018 dejarían de funcionar las leyes de protección de datos bancarios de los paraísos fiscales (Andorra y otros) donde gran número de capitales catalanes de dudosa procedencia, de extorsiones , de “tres por ciento”  se multiplican ¿podría ser esta la razón fundante del independentismo catalán, de sus prisas y de su encamada con sus enemigos políticos de extrema izquierda intentando salvar los capitales que llevan tiempo atesorando?

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here