Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha prevé una vendimia menor que la del año pasado, de en torno a los 22 millones de hectólitros, que comenzará en diez o quince días para las variedades más tempranas.  El IRIAF de Tomelloso acogió este jueves la Asamblea Sectorial de Vino en la que dieron las claves de la próxima campaña vitivinícola

El portavoz de la sectorial vitivinícola de Cooperativas, Juan Fuente, auguró en los prolegómenos que será una asamblea muy amplia en cuanto a los contenidos y de la que se puedan sacar conclusiones que puedan llevar todavía más adelante “la situación tan buena que tenemos ahora mismo en el sector”.

A la vendimia se va a llegar con una cierta incertidumbre dada la situación climatológica, adelantó Fuente y que las estimaciones de cosecha apuntan “claramente a la baja” con relación al año pasado. Esa disminución de la cosecha es debida fundamentalmente  a las altas temperaturas “la ola de calor de junio fue catastrófica para nuestro viñedo”. La previsión de Cooperativas Agroalimentarias es que la cosecha de este año no llegue a los 22 millones de hectólitros, con respecto a los cerca de 24 de la pasada vendimia.  Si el calor continúa, explicó Fuente, la cosecha será aún menor y si llueve en agosto, se podría recuperar algo.

Esta circunstancia llevará a una situación de mercado sin excedentes y en la que, posiblemente se cumplan las expectativas de consumo. No obstante, advirtió el portavoz, hay que ser inteligentes, haciendo las cosas bien “sin pasarnos ni por un sitio ni por otro”. Reiteró que la situación es buena, el mercado está activo y los precios están repuntando, “ahora nos toca lidiar, hacer las cosas bien hechas y mantener el mercado activo que hemos conseguido en estos años”.

Con respecto al inicio de la vendimia, Fuente, señaló que ya se están haciendo controles y hay variedades como moscatel y chardonnay que posiblemente se comiencen a recoger en diez días. Aseguró el portavoz que la cosecha del 2017 lleva entre 10 y 15 días de adelanto con respecto al pasado año.

Rafael Torres, presidente de Virgen de las Viñas Bodega Almazara, reiteró que la cosecha se prevé algo menor con respecto a la pasada, pero todavía no se sabe con certeza cuanta será esa disminución ni siquiera si se dará esa circunstancia. Hay que contar con las nuevas plantaciones que van a  entrar en producción este año, señaló, algo que puede hacer que la merma de la cosecha no sea tan baja como se prevé. No obstante, aseguró, todo dependerá de las condiciones meteorológicas de aquí a la vendimia. Una vendimia, dijo, que en diez o doce días comenzará, según el departamento Técnico de la cooperativa. Hasta la fecha, la calidad de la uva es buena, pero esta circunstancia no se sabrá hasta última hora.  Las perspectivas de mercados son buenas, dijo Torres, porque se va a llegar sin existencias  y el vino ha subido ligeramente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here