La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de la Masa Mancha Occidental II ha remitido a los grupos municipales de su ámbito territorial una moción ‘En defensa del sector agroalimentario, principal motor económico y social de la localidad’ para que sea elevada a sus respectivos Plenos. En total, son más de una veintena de localidades de la comarca de La Mancha de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

En el texto inciden en la importancia de la agricultura, la ganadería y su industria paralela en el tejido socioeconómico de todos estos municipios, indicando que “el mantenimiento de los usos agrarios y ganaderos contribuyen al fomento de las razas ganaderas autóctonas y la fauna, a la supervivencia de cultivos y a sus ecosistemas asociados. Asimismo, genera el mantenimiento de oficios, usos, costumbres, arquitectura civil, progreso, exportación, comercio, celebraciones festivas, lúdicas y culturales…”.



Además, recogen que es “un sector fundamental, generador de riqueza, empleo y creación de industrias; y primordial en la lucha contra la despoblación”. En definitiva, “el sector agroalimentario es uno de los principales motores económicos y sociales de la localidad, y así debe ser reconocido y protegido”, destacan.

Instancias a las diversas administraciones

Por todo ello, solicitan a los Plenos que insten a las diversas administraciones a realizar actuaciones a favor del sector primario de estas localidades. Entre ellas, que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) dote a la Confederación Hidrográfica del Guadiana con el personal y los medios suficientes para el correcto desarrollo de su labor, ante unos retrasos administrativos de años.



Además, piden al MITECO y a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a la urgente puesta en marcha de la Tubería Manchega, que dotaría de un volumen de agua suficiente y de calidad a una gran cantidad de municipios de La Mancha. Igualmente, a MITECO y Gobierno de Castilla-La Mancha solicitan la resolución definitiva de las denominadas explotaciones prioritarias, que después de más de doce años de compromisos siguen sin resolverse.

Además, demandan instar al Gobierno de España, a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y a la Junta de Comunidades a que acometan estudios detallados de la realidad del regadío en el Alto Guadiana, fomentando y apoyando el I+D+I para esta zona, así como acciones de formación y concienciación.



Por último, solicitan que se eleve al Gobierno de España y al de Castilla-La Mancha la urgente necesidad de la construcción y puesta en marcha de infraestructuras hidráulicas en el Alto Guadiana, una zona donde son especialmente necesarias debida a la irregular pluviometría y a sus características hidrogeológicas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre