nubes

El fin de semana tendrá un sábado tranquilo y sin apenas precipitaciones y un domingo pasado por agua en prácticamente toda la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera que estas lluvias se extiendan el lunes también al Levante. La situación irá acompañada de un descenso de las temperaturas.



Según ha explicado el portavoz de la AEMET Modesto Sánchez a Europa Press, este fin de semana apenas habrá avisos de riesgo por fenómenos adversos y que el sábado será un día «muy tranquilo, sin precipitaciones ni problemas». Sin embargo, el domingo a primeras horas entrará un frente por Galicia que irá afectando de oeste a este a toda la Península.

En concreto, el domingo las precipitaciones se extenderán por Galicia, Asturias y Castilla y León y serán en forma de nieve en as zonas de montaña por encima de 1.300 metros. «Será un domingo lluvioso todo el día», ha comentado.

Después, ha añadido que este frente se extenderá a Pirineos y el lunes llegará una nueva perturbación por el oeste de la Península que afectará a León, Zamora, Salamanca, Cáceres y Huelva, con nevadas a partir de 1.200 metros de altura y de 1.500 metros de altura a partir del mediodía.

Además, Sánchez prevé que durante la segunda mitad del lunes lloverá en las tres cuartas partes de la Península, de modo que se librará únicamente Levante al principio y por la tarde afectará también a esa zona. «En Madrid y Extremadura lloverá mucho», ha señalado el portavoz que ha dicho que la cota de nieve se situará en 1.300 metros de altura en el centro peninsular. De este modo, espera que el miércoles comience a mejorar y los cielos a despejarse.

Ante esta situación, ha explicado que las temperaturas registrarán el sábado una subida importante de las máximas, que será de 4 o 5 grados centígrados en zonas como Aragón o Castilla y León. Por el contrario, el domingo descenderán en la mitad oeste entre 1 y 3 grados centígrados y el lunes se producirá un descenso brusco de las máximas, que podrán caer entre 6 y 8 grados centígrados en Aragón, Madrid y Castilla-La Mancha, mientras que en el resto bajarán de 1 a 2 grados centígrados.

El portavoz ha agregado que el martes será un día de transición y que el miércoles comenzarán a recuperarse los termómetros, de modo que incluso podrán subir hasta 10 grados centígrados en el centro peninsular y de cara al próximo fin de semana las máximas podrán rozar los 20 grados centígrados en el centro peninsular.



«Esta climatología es normal. Se trata de una perturbación típica de primavera: viene un frente, hay una descarga fría, llueve y bajan las temperaturas», ha comentado.

En resumen, ha indicado que la próxima semana se esperan precipitaciones prácticamente en toda la Península y Baleares y serán más frecuentes e intensas el lunes en la vertiente atlántica peninsular, y a partir del martes en las vertientes cantábrica y mediterránea y en Baleares. Podrían ser persistentes o localmente fuertes en muchas zonas y serán de nieve en zonas relativamente altas de la mitad norte y en las sierras del este de Andalucía.

Finalmente, ha apuntado que a partir del jueves y el viernes las precipitaciones serán menos probables y se restringirán al extremo norte peninsular, donde podrían alcanzar aún «cierta intensidad» y no se descartan en el resto.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre