El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que el próximo día 31 de mayo, Día de la Región, será un acto institucional «de enorme simbolismo» en el que se prescindirá de la tradicional entrega de premios y distinciones.

En rueda de prensa desde Cuenca, García-Page ha pedido que este acto institucional sirva además para «subir» el autoestima de la Comunidad Autónoma.



«Los premios los daremos cuando pase la pandemia, de momento no quiero que nadie quiera pensar que estamos relajados», ha rematado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre