20.8 C
Tomelloso
martes, 16 abril

El 31,7 % de la población de Castilla-La Mancha está en riesgo de pobreza o exclusión social

El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (la denominada tasa AROPE) en Castilla-La Mancha ha aumentado una décima porcentual en 2023, hasta el 31,7 %, mientras que la población con «carencia material y social severa» se ha situado en el 8,5 %.

A nivel nacional, el porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (la denominada tasa AROPE) aumentó medio punto porcentual en 2023 hasta el 26,5 % mientras que la población con «carencia material y social severa» escaló hasta el 9 %, la tasa más alta desde 2015.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), dos de los tres componentes de la tasa AROPE mejoraron: el riesgo de pobreza relativa -indicador que refleja cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población-, que bajó del 20,4 al 20,2 %; y el porcentaje de población con baja intensidad en el empleo (con poca actividad), que pasó del 8,7 al 8,4 %.

Pero el tercer componente de la tasa empeoró: el porcentaje de población con carencia material y social severa subió del 7,7 al 9 %. Este concepto analiza factores como no poder permitirse ir de vacaciones al menos una vez al año; comer carne, pollo o pescado cada dos días; o mantener la vivienda a una temperatura adecuada.

Datos de Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha, el 32,6 por ciento de la población no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año; el 37,3 % no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 13,1 % retrasa pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos y el 9,3 % tiene mucha dificultad para llegar a fin de mes.

En  comparación con el año pasado, en Castilla-La Mancha han  mejorado todos los indicadores excepto el relacionado con la población que no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, pues en 2022 el dato era del 36,6 %.

Hogares con dificultades económicas

Según esta encuesta, a nivel nacional el 9,3 % de la población manifestó llegar a fin de mes con «mucha dificultad» en 2023 (0,6 puntos más que en el año previo).

Al analizar los factores que determinan la «carencia material y social severa», destaca que el 37,1 % de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (frente al 35,5 % de 2022) o que el 33,1 % no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año (0,4 puntos menos que el año anterior).

Bogas Bus

Casi el 30 % no puede sustituir muebles estropeados o viejos; el 20,7 % no puede mantener la vivienda a temperatura adecuada; y el 13,6 % ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con su vivienda o en compras a plazos.

Menores de 16, el mayor riesgo de pobreza y exclusión

El riesgo de pobreza y exclusión social afecta en especial a los menores de 16 años. Un 34,3 % de ese grupo cumple al menos uno de los tres criterios de la tasa AROPE (2,1 puntos más que en 2022).

La tasa subió también 0,4 puntos en el grupo de 16 a 64 años (hasta el 26,4 %) y, por el contrario, bajó 0,4 puntos en el grupo de 65 años y más (20,9 %).

Según el INE, en 2023 -con datos de renta de 2022-, un 1,7 % de la población estaba a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material y social severa y con baja intensidad en el empleo.

Ingresos medios de 14.082 euros

El ingreso medio por persona alcanzó en 2023 los 14.082 euros, un 8,3 % más que un año antes.

Se trata de la mayor subida de los últimos años, tras el aumento del 6 % registrado en 2022 y la caída del 0,2 % en 2021.

De acuerdo con esta estadística, el umbral de riesgo de pobreza en los hogares de una persona se situó en 2023 en los 10.990 euros y en los hogares de dos adultos y dos niños, en los 23.078.

Mayor riesgo en Andalucía, Canarias y Extremadura

Varias comunidades registraron tasas AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social bastante superiores a la media.

Inma Delgado Fotografía New Born

Las más elevadas corresponden a Andalucía (37,5 %), Canarias (33,8 %), Extremadura (32,8 %), Castilla-La Mancha (31,7 %) y Murcia (30,5 %).

Las tasas más bajas se encuentran en el País Vasco (15,5 %) y Navarra (17,2 %). 

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí