23.6 C
Tomelloso
sábado, 13 abril

La Seguridad Social sumó 18.389 afiliados en 2023 en Castilla-La Mancha

La Seguridad Social cerró el año 2023 en Castilla-La Mancha con un aumento de 18.389 afiliados (2,44 %), tras haber registrado en diciembre 4.154 cotizantes más (0,54 %).

De esta forma, el total de ocupados se situó al finalizar el ejercicio en la región en 772.639 afiliados, según ha informado este miércoles el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

De esos 772.693 cotizantes, 623.287 computaban en el Régimen General, de ellos 33.749 en el Especial Agrario y 10.432 en el del Hogar. Castilla-La Mancha ha cerrado ejercicio con 149.406 autónomos.

Por provincias, en términos anuales la afiliación sube en todas ellas: 2.547 en Albacete (1,72 %); 2.217 en Ciudad Real (1,26 %); 938 en Cuenca (1,17 %) y 2.720 en Guadalajara (2,72 %) y 9.969 (3,99 %) en Toledo.

Por contra, en el mes de diciembre Albacete perdió 50 personas afiliadas (0,03 %) y Guadalajara, 152 (0,15 %). Mientras, Ciudad Real ganó 1.922 (1,09 %), Cuenca, 309 (0,38 %) y Toledo sumó 2.126 nuevos cotizantes (0,82 %).

DATOS A NIVEL NACIONAL

El número medio de afiliados a la Seguridad Social cerró 2023 en un nuevo máximo anual de 20.836.010 cotizantes tras ganar 539.740 ocupados en el año (+2,7 %), su segundo mayor incremento anual desde 2018, cuando el sistema sumó 564.000 trabajadores, ha informado este miércoles el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Inma Delgado Fotografía New Born

El repunte de la ocupación registrado en 2023 fue superior al de 2022, año en el que la afiliación media registró un crecimiento de 471.360 afiliados, pero inferior al de 2021, ejercicio récord en 16 años con la suma de 776.478 ocupados tras las restricciones en pandemia.

De este modo, 2023 es el tercer año consecutivo en el que crece el empleo después de que 2020, primer año de pandemia, se llevara por delante 360.105 puestos de trabajo.

La ministra de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, Elma Saiz, ha destacado que a lo largo del año pasado «se ha registrado un máximo histórico de la serie cada mes».

«España está mostrando una capacidad de resiliencia encomiable. 2023 ha sido un año histórico en creación de empleo desde todas las perspectivas, con el que se consolida el cambio estructural de nuestro mercado de trabajo», ha añadido la ministra.

A los 20,83 millones de ocupados medios con los que el sistema cerró 2023 se llegó después de que la Seguridad Social sumara en diciembre 29.937 afiliados medios (+0,1 %), su mayor repunte en este mes desde 2019 si se descuenta diciembre de 2021, ejercicio marcado por el Covid.

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes a la Seguridad Social aumentó en diciembre en 23.287 trabajadores (+0,1 %), cerrando el año en 20.774.625 ocupados, el mejor dato de la serie histórica.

En 2023 la Seguridad Social ganó 533.731 afiliados en valores desestacionalizados, lo que sumado al incremento de 2022 arroja un millón más de afiliados en ambos ejercicios.

Además, el Departamento que dirige Elma Saiz ha destacado que el nivel actual de empleo supera en más de 1,4 millones al existente antes del inicio de la pandemia, en diciembre de 2019.

El Ministerio también ha remarcado que, en comparación con los grandes países europeos y con respecto al nivel previo a la pandemia, la creación de empleo en España (+7,2 %) ha superado a la de Francia (+5,1 %) y Alemania (+1,4 %).

Lo mismo sucede si se atiende a la ganancia de ocupados desde que se inició la guerra en Ucrania: mientras que en España el empleo ha crecido un 5,4 %, en Francia y Alemania lo ha hecho menos de un 2 %.

Al finalizar diciembre de 2023, la ratio cotizante/pensionista alcanzó el 2,42, su máximo valor en diez años, mientras que los ingresos por cotizaciones crecieron hasta noviembre (último dato disponible) a un ritmo interanual del 10,3% (+8,3 % si se excluyen las cuotas procedentes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional, en vigor desde enero de 2023).

Según Inclusión, este repunte de los ingresos se debe al «fuerte dinamismo» del mercado laboral y a la mayor calidad del empleo.

EL EMPLEO FEMENINO, EN MÁXIMOS

De los casi 540.000 afiliados medios que sumó la Seguridad Social en 2023, algo más de la mitad, el 55 %, eran mujeres y casi cuatro de cada diez, extranjeros.

En concreto, la ocupación media femenina creció en 2023 en 297.079 afiliadas (+3,1 %) y cerró el año en un nuevo máximo histórico de 9.856.258 mujeres cotizantes. La afiliación masculina, por su parte, aumentó en promedio en 242.661 ocupados (+2,2 %), hasta sumar 10.979.753 trabajadores.

La afiliación media de extranjeros se incrementó en 208.057 cotizantes en 2023, un 8,4 % respecto a 2022, hasta situarse en 2.668.776 ocupados, nuevo máximo a cierre de un ejercicio.

El Régimen General, el más numeroso del sistema, ganó el año pasado 525.380 afiliados medios (+3,1 %), hasta un total de 17,4 millones de ocupados, mientras que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sumó 15.966 nuevos cotizantes (+0,5 %) y acabó 2023 con 3.344.368 ocupados.

El Régimen del Mar, por su parte, registró 1.520 bajas en el año (-2,5 %) y el Régimen del Carbón perdió 86 afiliados respecto a 2022 (-8,8 %).

EDUCACIÓN, HOSTELERÍA Y COMERCIO, PRINCIPALES IMPULSORES DEL EMPLEO

Dentro del Régimen General, la educación lideró el aumento de la ocupación en 2023 tanto en términos absolutos como relativos tras ganar 148.744 nuevos cotizantes respecto a 2022 (+13,7 %) en valores medios.

Destacaron también los aumentos absolutos de los afiliados medios en hostelería, con 75.646 ocupados más (+5,9 %), y en el comercio, que sumó 61.370 cotizantes en el año (+2,4 %). En el lado de los descensos, sobresale la Administración Pública, que perdió 68.178 cotizantes en 2023 (-5,6 %).

Por su parte, el Sistema Especial Agrario registró 16.341 bajas el año pasado (-2,3 %), mientras que el Sistema Especial de Hogar perdió 3.783 afiliados respecto a 2022 (-1 %).

El Ministerio ha subrayado que el crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es «especialmente intenso» en sectores de alto valor añadido, como informática y telecomunicaciones, que cuenta con un 25,2 % más de afiliados que antes del Covid, o actividades profesionales, científicas y técnicas, donde la ocupación ha aumentado un 15,8 %.

De hecho, según Seguridad Social, uno de cada cinco nuevos afiliados, esto es, 314.000 personas, se han incorporado a estos dos sectores «altamente productivos» desde que finalizó la pandemia.

LA TEMPORALIDAD, EN EL 14 %

Según el Ministerio, los datos de diciembre de 2023 reflejan los efectos positivos de la reforma laboral sobre la estabilidad del empleo y la mejora de su calidad desde que esta norma entró en vigor hace dos años.

Así, el porcentaje de afiliados con contrato temporal se situó a cierre del año en mínimos del 14 %, frente a la media del 30 % de antes de la reforma laboral. En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido en 31 puntos, hasta el 22 %.

Al mismo tiempo, la Seguridad Social contabiliza ahora más de 3,1 millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, último mes antes de la entrada en vigor de la reforma laboral.

Según el Ministerio, los efectos de la reforma laboral también se notan en la evolución de los contratos indefinidos a tiempo completo a lo largo del año, que crecen con mayor intensidad (+5,5 % en promedio en 2023) que los de tiempo parcial (+5,2 %) y que los fijos-discontinuos (+3,7 %).

TODAS LAS COMUNIDADES GANAN COTIZANTES EN 2023

Todas las comunidades autónomas ganaron en 2023 afiliados medios respecto a 2022.

En valores relativos destacan los incrementos de la ocupación en Canarias (+3,9 %) y Madrid (+3,8 %).

En términos absolutos, Madrid lideró el repunte de la ocupación en 2023, con 135.033 nuevos afiliados, seguida de Cataluña (+94.028 cotizantes); Andalucía (+64.358 afiliados) y Comunidad Valenciana (+61.198).

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí