17.5 C
Tomelloso
jueves, 18 abril

Un fin de semana con temperaturas de hasta 23º en la Península

El fin de semana estará dominado por la estabilidad, salvo algunas lluvias en el norte peninsular por la llegada de un nuevo frente atlántico el domingo, y con temperaturas suaves, con tendencia a subir, que oscilarán entre los 13 y los 23 grados.

Este viernes, las altas presiones ganan protagonismo con un anticiclón centrado sobre Madeira, ha avanzado Cayetano Torres, portavoz de Aemet, quien detalla que esta situación dejará tiempo estable, tras el frente que ayer regó amplias zonas de la península y que hoy todavía dejará lluvias en el nordeste peninsular, más abundantes en el Cantábrico oriental y Pirineos.

En el resto del país, la nubosidad levantará a lo largo del día, excepto en Galicia y mitad sur del Levante peninsular, donde podría precipitar algo por la tarde.

Las temperaturas sufrirán una «importante bajada» dejando registros no tan altos como en jornadas anteriores, de forma notable y acusada en zonas del centro, norte peninsular, interior del sureste y montañas del nordeste, ha explicado el portavoz.

Por capitales de provincia, solo Murcia se situará por encima de los 20 grados, llegando hasta los 23 grados, mientras que en el resto, las máximas oscilarán entre los 20 grados de Málaga, Córdoba y Alicante; En Madrid, Cuenca y Teruel subirán a los 14-15 grados. El día más fresco lo pasarán en Ávila y Segovia con 11-12 grados.

El sábado será un día anticiclónico, con un tiempo estable y ausencia de precipitaciones en la mayor parte del país, salvo algunas lluvias dispersas en el Cantábrico, Pirineos, este de Cataluña y Baleares y alguna precipitación débil y ocasional en el oeste de la comunidad gallega.

Este día las temperaturas máximas aumentarán, exceptuando en litorales del sureste peninsular y Baleares donde descenderán, mientras que las mínimas bajarán en general con heladas débiles en zonas de montaña del centro, norte y sureste peninsular, más intensas en Pirineos, y que podrían extenderse a la meseta Norte.

La máxima se alcanzará de nuevo en Murcia con 23 grados, seguida de Sevilla con 21 grados. En el interior Madrid y Salamanca llegarán a 16 grados, al igual que Santander, Zamora y Zaragoza. De nuevo la jornada más fría se dará en las capitales de Castilla y León, con máximas que oscilarán entre los 13 y 14 grados.

Para el domingo, «la llegada de un nuevo frente barrerá el extremo norte peninsular» dejando a su paso precipitaciones y afectando al norte de Galicia, vertiente cantábrica, alto Ebro, Pirineo y en el resto de zonas del extremo norte. La precipitaciones podrán ser en forma de nieve en el Pirineo por encima de 1.600/2.000 metros.

El portavoz de Aemet ha subrayado que, durante la primera mitad de la próxima semana, se mantendrá un predominio del tiempo estable, con precipitaciones limitadas a Baleares, Cantábrico y Pirineos, donde serán en forma de nieve.

Bogas Bus

Sin embargo a partir del jueves, y dentro de un margen de incertidumbre, «se espera un cambio de tiempo», con frentes atlánticos dejando precipitaciones en amplias zonas de la mitad norte peninsular, áreas del sureste y Baleares y con una «progresiva bajada de las temperaturas», más importante durante la jornada del viernes.

Las precipitaciones serán más abundantes en el Cantábrico, y en forma de nieve en áreas de montaña, pudiendo nevar en cotas bajas, acompañadas de valores que tienden a descender y con heladas limitadas a zonas de montaña del centro y norte del país, ganando terreno e intensidad en la mitad norte y este peninsular.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí