32 C
Tomelloso
jueves, 30 mayo

Lluvias para empezar la semana, pero las temperaturas volverán a ser veraniegas desde el miércoles

El sábado y el domingo podrían superarse los 30 grados en algunos puntos del país

El calor de las últimas horas, hasta 30 grados en amplias zonas del país, así como una mala calidad del aire por la calima tienen las horas contadas debido a una borrasca que durante la primera mitad de la semana traerá lluvia, aunque a partir del miércoles un nuevo ascenso dejará máximas de entre 22-26 grados.

Las próximas horas, la borrasca Pierrick, nombrada por el Servicio Meteorológico de Francia, dejará lluvia, nieve, viento intenso y mal estado de la mar, sobre todo en amplias áreas del norte peninsular, ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) quien explica que se trata de la 16ª borrasca de esta temporada 2023-2024 e iguala en número a los nombramientos de la temporada 2022-2023.

En cuanto a las temperaturas, Del Campo ha avanzado que bajan este lunes y martes, y se recuperarán a partir del miércoles, cuando se impondrá el anticiclón que aportará un «progresivo ascenso térmico» con valores altos para la época, hasta 25-30 grados en amplias zonas.

Este lunes, un frente asociado a Pierrick dejará lluvias en el Cantábrico y Pirineos que se extenderán a la mitad norte y oeste peninsular y con una cota de nieve que bajará hasta 900-1.000 metros; Además, el viento soplará con intensidad en el norte de la península favoreciendo mal estado de la mar en el Cantábrico y en la costa atlántica gallega.

Bogas Bus

El portavoz de la Aemet ha precisado que, sin embargo, este viento del norte y noroeste «limpiará el polvo en suspensión de la atmósfera, remitiendo la calima del fin de semana».

Desde mañana, el frente asociado a Pierrick acabará de atravesar la península con chubascos tormentosos, que podrán ser localmente fuertes en puntos de Cataluña y en Baleares, aunque irán a menos a lo largo del día, y con nevadas en torno a 800 o 1.000 metros que ascenderán hasta 1.300 o 1.500 metros.

Del Campo ha detallado que esta jornada destacarán los vientos intensos del norte y del oeste y el mal estado de la mar en las costas del norte de la península, con olas de 4 a 5 metros y entre 2 y 3 metros en puntos del litoral catalán y de Baleares.

En cuanto a las temperaturas, se espera «una jornada fresca para la época del año», con máximas en muchos casos inferiores a los 15 grados en el interior de la mitad norte.

Torre de Gazate Airén

El miércoles ya habrá «un cambio de tiempo patente» con el anticiclón ejerciendo su influencia en la península, evitando el paso de borrascas, y únicamente la presencia de una borrasca en el Mediterráneo podría dejar algo de inestabilidad en las Baleares, con algunos chubascos en el archipiélago.

En el resto del país, «nada de lluvias», ha afirmado el portavoz quien ha señalado que aunque el viento soplará con intensidad en algunas zonas, sobre todo en el nordeste de la Península, se iniciará un ascenso generalizado, con más de 18 grados a primeras horas de la tarde en zonas del centro, este y sur de la península y hasta 25 grados en el interior de las comunidades mediterráneas.

A partir del jueves, comenzará el calentamiento térmico, con temperaturas claramente superiores a las habituales para la época: Hasta 25 grados o más en amplias zonas del país, especialmente el fin de semana, cuando entre el sábado y el domingo los termómetros podrían estar entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual e incluso más de 10 grados sobre en la mitad norte.

El sábado y el domingo podrían superarse los 30 grados en el interior del Cantábrico y en otros puntos del este y sur de la península, como los valles del Ebro y del Guadiana, mientras que la costa mediterránea quedará un poquito al margen, ha concluido el portavoz.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí