20.3 C
Tomelloso
sábado, 13 abril

La UCLM lidera un estudio en el que se identifican crocinas y la ‘enzima maestra’ en la planta gordolobo

Publicado recientemente en la revista Plant Journal

El gordolobo, una planta con varias especies en nuestra región, produce unas llamativas flores amarillas. El pigmento responsable de esta coloración, como explican los investigadores, se ha identificado como la crocina, el mismo que se encuentra en la especia del azafrán. El grupo ha identificado además las enzimas claves responsables de la generación de estos pigmentos en el gordolobo, que pertenecen a la misma familia de enzimas que previamente habían descubierto en el azafrán, habiendo demostrado su actividad tanto en células bacterianas como en plantas de tabaco, usando vectores virales y obteniendo en este sistema altas concentraciones de crocinas.

Esta investigación proporciona, como señalan, nuevas herramientas moleculares para la producción de estos pigmentos en otros sistemas, como el caso de ‘Tomafrán’, generado por este equipo. Además, pone de manifiesto el potencial del gordolobo como fuente alternativa de crocinas, dado que es una planta que crece en sitios con suelo pobre, medio alterado por incendios, campos abandonados o pastos. “Las semillas pueden permanecer viables durante más de cien años, y tolera bien el estrés xenobiótico y abiótico, siendo un cultivo ya adaptado al cambio climático”, afirman.

A parte del valor de las flores por contener crocinas, hay que recordar que las hojas de gordolobo tienen propiedades mucolíticas, expectorantes y emolientes y que se utilizan para tratar trastornos respiratorios como tos seca, bronquitis, asma y tuberculosis. Además, se utilizan para el tratamiento de hemorroides, dolores reumáticos, infecciones superficiales por hongos, heridas y diarrea.

Fuente de la publicación:

Bogas Bus

Morote, L., Rubio-Moraga, Á., López Jiménez, A.J., Aragonés, V., Diretto, G., Demurtas, O.C., Frusciante, S., Ahrazem, O., Daròs, J.-A. and Gómez-Gómez, L. (2023), Verbascum species as a new source of saffron apocarotenoids and molecular tools for the biotechnological production of crocins and picrocrocin. Plant J. https://doi.org/10.1111/tpj.16589

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí