25.3 C
Tomelloso
lunes, 13 mayo

Inmaculada Jiménez, candidata del PSOE a la alcaldía: «Nos hemos dejado la piel, pero siempre piensas que podías haber hecho más»

Jiménez aspira a revalidar por tercera vez la alcaldía de Tomelloso tras gobernar en minoría en 2015 y en mayoría en 2019

Inmaculada Jiménez será, por tercera vez consecutiva, la candidata del Partido Socialista Obrero Español a las elecciones municipales de Tomelloso, que se celebrarán el próximo 28 de mayo. Tras ser en 2011 número 2 en un lista socialista que no consiguió gobernar, Jiménez consiguió en 2015 llegar a la alcaldía en minoría, obteniendo en 2019 una mayoría absoluta con hasta 12 concejales.

En una entrevista a enTomelloso.com, Inmaculada Jiménez hace un minucioso análisis de los cuatro años de esta legislatura que llega a su fin, además de tocar otros temas como el Hospital de Tomelloso, el ‘ansiado’ tren o los mejores y peores momentos de esta etapa.

EnTomelloso.com: Cuando apenas queda mes y medio para finalizar la legislatura, ¿qué balance hace de estos 4 años al frente del Ayuntamiento de Tomelloso?

Inmaculada Jiménez: Creo que el balance es positivo. Uno siempre quiere un poco más, hemos trabajado y nos hemos dejado la piel estos últimos 8 años, pero siempre piensas que podías haber hecho mucho más. Ha sido una legislatura muy difícil porque entrábamos con muchos proyectos e ilusiones para materializar, como por ejemplo el Mercado de Abastos, que podría haber estado terminado mucho antes y estamos todavía con un mercado que va a empezar arrancar ahora.

Diputación de Ciudad Real

La Covid-19 lo paró todo, nos frenó a todo el mundo, también a las administraciones. Se paralizaron los proyectos, las ideas y tuvimos que dedicarnos a gestionar lo verdaderamente urgente y necesario. Ha sido mucho lo que se ha hecho, pero lógicamente pensamos que siempre podemos hacer más.

ET: ¿Cuál ha sido la decisión más difícil en estos 4 años?

IJ: Decisiones difíciles uno piensa que toma casi a diario, porque tener la responsabilidad y el peso de gobernar una ciudad como Tomelloso, con casi 37.000 habitantes y un volumen económico tremendo, te hace pensar que todas las decisiones son difíciles porque gustan a unos y no gustan a otros. Por lo tanto, el día a día está lleno de decisiones, pero creo que las más duras llegaron en la época de la pandemia cuando tuvimos que cerrar parques o suspender actividades.

Creo que son decisiones que no nos hubiese gustado tomar a nadie, pero tenías que hacerlo por seguridad y eso siempre está por encima de todo. La seguridad siempre tiene que premiar y que apremiar, por lo que siempre ha sido una de nuestras señas de identidad: gobernar con seguridad y tomando decisiones, aunque muchas veces no gustasen a la mayoría de la gente. Esa fue, sin duda, la etapa más dura y la que más presente va a estar en nuestra memoria.

ET: ¿Cuál ha sido el peor momento de la legislatura?

IJ: El peor momento no ha sido, quizá, de gestión, ha sido personal. Yo acababa de dar a luz en enero de 2020, había tenido a mi segundo hijo en un nacimiento muy deseado. La maternidad es algo precioso, lo he podido comprobar con el tiempo. Mi primera hija me llenó de felicidad y el segundo me colmó de ella, por eso el momento más duro fue tener que dejarlo.

Tuve que renunciar a mi baja de maternidad y reincorporarme al Ayuntamiento de Tomelloso a trabajar y a gestionar porque la situación lo requería. Estábamos viviendo una pandemia y yo no entendía que tuviese que estar en casa, tenía que estar al frente de esa situación terrible que estábamos viviendo. Siempre he sentido que he dejado una parte de mí en ese momento y que abandoné lo que más quería en el mundo, que era mi bebé y disfrutar mi baja de maternidad pero, cuando tomé posesión en junio de 2019, lo hice consciente de qué era lo más importante: Tomelloso y esta ciudad.

ET: ¿Y el mejor momento?

IJ: Los mejores momentos vienen con las satisfacciones de inaugurar proyectos o subvenciones concedidas, y esos son momentos muy positivos. Hay un momento que, aunque está dentro de esta legislatura, corresponde a la anterior. Fue en agosto de 2019 cuando inaugurábamos la Plaza de España, esa inauguración multitudinaria y expectante. Yo pensaba que nos íbamos a juntar 1.000 o 1.500 personas, pero iba caminando por la calle y veía llegar ríos de gente, eso fue tremendo.

Creo que estaríamos 8.000 o 9.000 personas expectantes por la inauguración de una obra que fue muy comentada y muy criticada. Además, se utilizó mucho como un ariete político en la campaña de 2019, pero estuve ahí al frente con mis pensamientos y mis ideas y fue un momento pleno de satisfacción. También viene más satisfacción después cuando uno ve que esa obra ha tenido sentido y que la plaza es un espacio de convivencia, que genera encuentros de gente mayor, de niños y de familias, algo que es precioso.

Inma Delgado Fotografía New Born

ET: ¿Qué decisión, que no esté dentro de sus competencias como alcaldesa, le hubiera gustado tomar?

Lógicamente, las decisiones más difíciles vienen de la mano de las no competencias, quiero decir, el Ayuntamiento no tiene competencias en agricultura, sanidad o educación, y esas son las decisiones que muchas veces nos hubiera gustado tomar. Si pudiese hacer algo, poner recursos económicos o tomar decisiones, creo que, sin duda, estarían en el Hospital de Tomelloso.

ET: Hablando del Hospital. Gobierne quien gobierne puede ir mejor o peor, pero no coge la velocidad de crucero que todos deseamos. ¿Seríamos capaces alguna vez de ponernos de acuerdo en Tomelloso, tanto políticos como sociedad civil, para tener el hospital que merecemos?

IJ: Creo que es justo. Independientemente de ideologías, de personas o de cualquier circunstancia, todos vivimos aquí. Yo no tengo tarjeta en la sanidad privada, no voy a operarme a la sanidad privada, a lo mejor en algún momento alguien sí lo hace. Yo voy a la sanidad pública, mis hijos van a la sanidad pública. Mi hija fue operada con 10 meses en la sanidad pública. Por lo tanto, ¿cómo no vamos a querer que la sanidad de nuestro hospital funcione? Si mañana a mí o a uno de mis seres queridos nos pasa algo, el hospital de referencia es el Hospital de Tomelloso.

Es justo que estemos de acuerdo. Y dentro de esa justicia tenemos que ponernos de la mano de los profesionales médicos, quienes han dicho que hay que hablar bien del hospital. Tenemos que tratar que el hospital tenga detrás una campaña positiva para que cualquier profesional que se quiera fijar aquí y busque referencias sobre el hospital no tenga que leer noticias negativas como privatizaciones, listas de espera o manifestaciones. Nadie se iría a trabajar a un sitio donde haya problemas.

Tenemos que ser capaces de generar una atracción positiva al Hospital de Tomelloso y, dentro de eso, defenderlo gobierne quien gobierne. Yo en los despachos, y en los sitios donde hay que hacerlo, muerdes con uñas y dientes porque peleas por lo que quieres, y lo que quieres es que Tomelloso funcione bien y que su sanidad funcione bien, pues yo soy la primera que la usa y también mis hijos, que es lo más importante para una persona.

Siempre he sido prudente con las respuestas y las contestaciones. En reuniones privadas e internas he jurado defender el hospital, y también lo juré cuando tomé posesión. He jurado hablar bien del hospital para que sea un lugar de atracción. Que podamos tener un otorrino, un neumólogo, y que el personal que ha llegado se afiance y vea Tomelloso como un lugar para vivir. Claro que tenemos que llegar a entendimientos y acuerdos, pero lo que está claro es que, quizá ahora, el hospital no funciona como nos gustaría, pero camina y vamos por el camino, algo que es importante.

Ahora abrimos servicios como un laboratorio, inauguramos equipos de alta tecnología valorados en millones de euros y dentro de unas semanas va a llegar un nuevo mamógrafo. Claro que nos falta, pero tenemos que ser capaces de captarlo y, para ello, Tomelloso tiene que ser un lugar de atracción. Yo me encargo de tener una ciudad bonita, atractiva y que guste a la gente, pero todos tenemos que encargarnos de hablar bien de ello.

ET: Recientemente se ha inaugurado la remodelada estación de autobuses. En cuanto a transportes, el tren no lo esperamos, pero ¿por qué se han reducido las conexiones de autobús con Tomelloso?

IJ: El tren lo dejamos escapar. Quiero decir, yo he sido la opinión de que si nos hubiesen traido un ramal hubiese dicho que sí. No lo tenemos, partimos de esa base, pero seguimos trabajando para que sea posible porque no renunciamos. Gracias al trabajo de estos 4 años, Tomelloso va a tener una subestación eléctrica, que va a significar que las líneas eléctricas pasen por Tomelloso, que es lo que hace falta para tener tren. Vamos a dar un paso más, pero es que hasta ahora no teníamos nada, por lo tanto, yo no descartaría que pudiésemos tener noticias o que en un futuro pudiese ser posible.

Sobre los autobuses, hemos remodelado la estación porque daba auténtico miedo. Entrar dentro daba cierto temor. Era necesario darle un lavado de estética porque la imagen lo es todo. Como ya le reclamé al director general, necesitamos conexiones. Aunque Tomelloso en el impuesto de matriculaciones está muy por encima de muchos municipios, hay gente que no conduce o que decide coger un transporte público para ir a cualquier sitio. Tenemos muy buenas carreteras y necesitamos buenas conexiones.

Son concesiones que pertenecen al gobierno nacional pero tenemos que trabajar para conseguirlo, para estar conectados, por lo menos, con las capitales de provincia. Logicamente, los concesionarios se escudan en la oferta y la demanda y, si la línea no se llena, la suprime, pero no debería de ser así, por lo que tenemos que trabajar en un plan con el gobierno regional para que estos sean mediadores con el gobierno nacional y que las concesiones las podamos decidir en Tomelloso.

ET: ¿Cómo valora el trabajo de la oposición estos últimos 4 años?

IJ: Me había interiorizado no hablar de la oposición a lo largo de este tiempo porque uno siempre quiere hablar de su proyecto y del trabajo que ha desarrollago. Lógicamente, en el balance de trabajo de estos 4 años, la oposición ha estado ahí, pero ha estado ocupando un sillón. Si soy sincera, es que no ha habido trabajo. No ha habido trabajo de oposición, ni ha estado ni se le ha esperado.

Hace poco tuvimos un pleno y no hicieron preguntas. ¿No tiene la oposición nada que preguntar o que objetar? No hay ni debate en los plenos. Yo recuerdo los debates con el anterior alcalde. No estábamos de acuerdo, pero debatíamos. Esta oposición pasa sin pena ni gloria. Ni preguntas, ni quejas, ni sugerencias, ni propuestas, nada. Han estado preocupados de ir a la comisión y cobrar, de ir al pleno y cobrar, y ya está.

Cuando se les ha necesitado no han estado. Se le necesitó en la época de pandemia porque esto era mundial, no valían los colores. La gente que fallecía eran vecinos, familiares, todos hemos perdido gente. Hicieron política con los muertos de esta ciudad, mintieron teniendo delante algo tan sagrado como el libro del cementerio, y eso yo no lo puedo obviar porque todavía lo siguen escribiendo a mano. Mintieron para sacar tajada política. Ha habido problemas en esta ciudad y no han estado. Ha habido hundimientos, pandemia o inundaciones y no aparecieron.

Es de risa que un pleno dure diez minutos. Les sale muy a cuenta cobrar 100 euros en esos diez minutos. Parece que ellos vienen a la política a trabajar, pero que no se piense el pueblo de Tomelloso que no cobran. Muchos concejales de la oposición, a proporción, cobran más que un concejal de gobierno o que yo misma, que tenemos dedicación exclusiva 24 horas los 365 días del año. Me es de risa pensar cuál ha sido el trabajo de la oposición porque no ha existido, y cualquier ciudadano puede visualizar los plenos o escuchar las grabaciones.

ET: A las grandes ciudades de Castilla-La Mancha están llegando grandes empresas o proyectos: Meta en Talavera, el hidrógeno verde en Puertollano o Alcázar o plataformas logísticas en Illescas o Azuqueca, etc. ¿Qué le falta a Tomelloso para atraer a esas grandes empresas?

IJ: Lo tenemos todo. Tenemos los ingredientes, la gente y un sector auxiliar muy potente. Esas noticias van a llegar más pronto que tarde. Hace unos días aprobábamos el anteproyecto de ITECAM, que va a ser un polo de atracción de grandes empresas. También se anunciaban inversiones en empresas agroalimentarias que vienen a través de distintos programas de la Consejería de Agricultura. Viene mucha inversión por parte del gobierno regional que han ido dirigidas a empresas de la localidad, pero estas atracciones agroalimentarias o del sector del metal van a ser posicionadores muy importantes para la localidad.

Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo. Hemos tenido reuniones con empresas muy importantes, y aunque yo ya no podré hacer anuncios en precampaña, esos anuncios se harán.

TEST TOMELLOSERO

¿Gachas o migas?

Gachas.

¿Blanco o tinto?

Blanco.

¿Romería o Feria?

No podría decidirme. El corazón lo tengo dividido. He vivido mucho la Romería en mi juventud y la tengo en mi corazón, pero ahora hago menos ese tipo de Romería, que ha sido pasión. La feria es la feria. Como están separadas en el tiempo, yo creo que se complementan muy bien.

¿Cuál es su lugar favorito de Tomelloso?

La Plaza de España porque, como buena tomellosera, siempre me gusta pasar por ahí. Ahora que no se puede atravesar me gusta acceder por la calle Campo. Siempre que voy a casa intento pasar por ahí porque es un lugar de encuentro. Me recuerda mucho a mi abuelo, quien pasaba las mañanas y las tardes en la plaza en torno al casino. Es un lugar que me trae muy buenos recuerdos.

¿Quién es su referente a nivel personal?

Mi madre.

¿Qué suele hacer para desconectar del trabajo?

Estar en casa con mis hijos y mi marido. La familia es el mejor chute de energía que uno pueda tener. Me recargan mucho las pilas y me gusta con ellos ir a Pinilla, que es mi lugar de retiro. En Pinilla puedes hacer de todo, es un lugar que da mucha paz.

Si tuviese que recomendar a alguien de fuera de Tomelloso un solo sitio para visitar, ¿cuál sería?

Una cueva, porque es algo que uno no encuentra en otro lugar. Un restaurante te puede gustar más o menos, puedes visitar una u otra cosa, pero nuestras cuevas son nuestro gran tesoro. El visitante que viene y las conoce se queda asombrado.

Mirando a un futuro cercano o lejano, ¿a qué le gustaría dedicarse cuando deje la política?

A mi profesión. Soy maestra de vocación y me gustaría ejercer, tener mi clase y mis niños. Mi profesión es muy vocacional y la pongo muy en práctica en casa. Me encanta la literatura infantil y hago mil recursos con mis hijos. Es una de las profesiones más bonitas del mundo, porque en las manos de un maestro está formar a las generaciones futuras.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí