Pablo Perona ha vuelto a llevar el nombre de Tomelloso a los Premios Goya. Durante la 37ª edición de esta gala, celebrada el pasado sábado 11 de febrero, Perona estaba nominado a Mejor Maquillaje y Peluquería por “Los Renglones Torcidos de Dios”, junto a sus compañeras Montse Sanfeliu y Carolina Atxukarro.

Finalmente, el premio ha recaído en Yolanda Piña y Félix Terrero por “Modelo 77”. No es la primera vez que Perona se hace un hueco en estos prestigiosos premios del cine, puesto que en el año 2016 logró el Goya a Mejor Maquillaje y Peluquería por la película “Nadie quiere la noche”, de Isabel Coixet; y en 2019 repitió categoría con la película “El hombre que mató a Don Quijote”, de Terry Gilliam. De hecho, ese mismo año Perona era doblemente nominado por “El fotógrafo de Mauthausen”.

En esta ocasión, ha vuelto a formar parte de la gala de la mano de «Los Renglones Torcidos de Dios», una película de Orio Paulo que cuenta la historia de Alice, una investigadora privada que ingresa en un hospital psiquiátrico simulando una paranoia. Aunque la trama comienza con una protagonista que asegura recabar pruebas sobre la muerte de un interno del centro, las circunstancias que vive Alice invitan a dudar sobre qué es real y qué es mentira en esta historia.

En declaraciones a enTomelloso.com, Perona ha confesado que no quiso dar mucha publicidad a la nominación antes de la gala para evitar que “se gafase”, por lo que «a muchas personas les pillará de sorpresa». Ahora que ya se conocen los ganadores, no lo concibe como “una pérdida”: “no sentimos que hayamos perdido, estamos muy contentos”.

Es la primera vez que nuestro paisano no recibe un goya tras ser nominado, pero esto no quita que el hecho de que suene su nombre delante de 3.000 personas vinculadas a la profesión le de publicidad a su trabajo. “Llegar a estar nominados ya es un premio”, ha dicho, “e incluso se siente alivio cuando no dicen tu nombre, porque se te van los nervios y disfrutas más de la gala”.

Si bien es cierto que la gala no deja de ser un programa organizado y estructurado para televisión, una vez que se termina los nominados e invitados pasan a una pequeña fiesta para terminar de celebrar el evento, a la que acudieron Pablo Perona y su socia Lucía Solana.

Inma Delgado Fotografía New Born

TRAYECTORIA DE PABLO PERONA

Pablo Perona se adentró en el mundo artístico formándose en la Escuela de Arte de Tomelloso. En el año 2000 se trasladó a Madrid y allí dio comienzo su carrera, vinculada con los maquillajes especiales. En 2004 su rumbo le llevó a Barcelona, donde ha ejercido como técnico de efectos especiales de maquillaje en películas tan conocidas como “El laberinto del fauno”, “Celda 211” o “Ágora”.

En el año 2009 fundaba la empresa May Effects, en la que trabaja actualmente junto a su compañera Lucía Solana. A día de hoy, ha trabajado en un centenar de spots publicitarios y en más de noventa largometrajes nacionales e internacionales.

Vinícola de Tomelloso



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí