24.7 C
Tomelloso
sábado, 22 junio

El viernes 15 de septiembre por la noche, la comunidad judía en España celebra la llegada del año 5784

La celebración de la Rosh Hashaná se prolongará a lo largo del día siguiente, el sábado 16 de septiembre

La comunidad judía española celebrará este viernes 15 de septiembre por la noche la festividad de Rosh Hashaná que marca la entrada del nuevo año judío, que será el 5784, según el calendario hebreo.

Según informa la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), la celebración de la Rosh Hashaná se prolongará a lo largo del día siguiente, el sábado 16 de septiembre.

En este día el pueblo judío conmemora la creación del mundo y, al sexto día, del ser humano, y marca unas jornadas de balance espiritual en las que el fiel realiza un examen de conciencia para superar los errores cometidos en el año que concluye. «Cada Rosh Hashaná (Año Nuevo) es una oportunidad de mejorar, renacer y cambiar el rumbo de la vida», ha indicado, para después agregar: «Estos días pedimos perdón por las faltas ante los hombres y ante Dios».

Como manda la tradición, en todos los hogares judíos, las chicas encienden las velas esta noche especial y recitan bendiciones. Además, en la sinagoga también hay unas lecturas especiales y se toca el Shofar, un tipo de trompeta fabricada con un cuerno de carnero, cuyo sonido invita a «despertar» la conciencia de las personas con el fin de arrepentirse de los malos actos y volver a Dios.

En Rosh Hashaná la comunidad judía come algunos alimentos especiales (todos ellos con una simbología particular), que simbolizan bendición, como la cabeza del carnero, dátiles, manzana con miel, puerro, acelgas, calabaza y muchos alimentos dulces, «con el fin de buscar que el año que comienza sea tan dulce como la miel».

El periodo de reflexión que comienza en Rosh Hashaná dura 10 días y culmina en Yom Kipur (que comienza el domingo 24 de septiembre). El sonido del Shofar rompeá el silencio y anunciará la concesión del perdón tras el arrepentimiento. Durante el día de Yom Kipur mucha gente suele ayunar y con la caída de la tarde se rompe el ayuno con una comida particularmente alegre.

Advertisement

«Hay un sentimiento de gozo y alivio que viene de haber experimentado un día de introspección y oración aparte del sentido del perdón divino. Es especialmente apropiado buscar en la sinagoga aquellas personas que están solas e invitarlas a sentarse a nuestra mesa», ha explicado la Federación de Comunidades Judías de España.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí