32.5 C
Tomelloso
martes, 9 julio

Emiliano García-Page quiere una campaña limpia “tanto como hemos gobernado estos cuatro años”

Ha pedido una "movilización absoluta" para conseguir un apoyo muy mayoritario de votos ya que "no hay nada que se pueda dar por hecho"

El candidato del PSOE a la reelección en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido esta medianoche una «movilización absoluta» para conseguir un apoyo muy mayoritario de votos ya que «no hay nada que se pueda dar por hecho, nada por perdido ni ganado» y ha antepuesto Castilla-La Mancha «a mi partido y a todos los partidos».

La plaza de toros de Ilescas (Toledo) ha acogido el inicio de la campaña electoral de García-Page, que ha estado acompañado por el candidato del PSOE a la reelección en esta localidad de la comarca de La Sagra, José Manuel Tofiño, y siete consejeros del Gobierno regional además del secretario de Organización del PSOE castellanomanchego, Sergio Gutiérrez.

Ante más de 600 personas, García-Page ha afirmado que «con mucha claridad» pone a Castilla-La Mancha «por delante de mi partido y de todos los partidos» y ha explicado que es necesario tener un apoyo mayoritario de votos porque «importa mucho la fuerza que tengamos detrás».

También ha dicho que la «percepción» que tiene es mejor de lo que dicen las encuestas e incluso «bastante mejor» de lo ocurrido en las elecciones autonómicas de hace cuatro años, pero también ha dejado claro que todo «puede pasar» porque solamente hay dos alternativas, un gobierno del PSOE «con el proyecto que yo encabezo, y a mucha honra» o un gobierno del PP y Vox.

En este sentido, ha pedido a los votantes «con inclinación a votar, legítimamente, a otros partidos», en concreto Unidas Podemos, que se piensen «mucho» su voto porque puede ser «útil para avanzar y progresar, aunque no se comparte todo» o puede ser «inútil», y ha insistido en que «hay que concentrar el voto».

También ha pedido que cada votante se pregunte qué le conviene, si «tirar para adelante» con muchos proyectos ya iniciados o parar, como sucedió, ha recordado, en la legislatura 2011-2015 cuando el PP presidió la comunidad autónoma, y ha solicitado el apoyo por la estabilidad frente a «aventuras» que en Castilla-La Mancha «tienen precedentes» y «sabemos lo que nos espera».

García-Page ha argumentado que no es momento de celebraciones, porque ahora «empieza la carrera» y «no hay nada que se pueda dar por hecho, nada por perdido ni ganado», y ha pedido el voto para los próximos cuatro años, que pueden ser «extraordinarios».

Ha ironizado sobre el autobús de campaña del PP de Castilla-La Mancha, en el que se ve no solo la imagen del candidato regional, Paco Núñez, sino también las de Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso y Juanma Moreno, y ha comentado que solo falta «la madrina» (María Dolores de Cospedal).

El candidato a la reelección ha pedido a sus compañeros del PSOE de Castilla-La Mancha que hablen de la gestión hecha estos ocho años, pero sobre todo de las propuestas, y ha comprometido una campaña «limpia», mirando «a la cara» a la gente», «tan limpia como ha sido la gestión del PSOE estos años».

Ha tenido un recuerdo afectuoso para el socialista Jesús Fernández Vaquero, que fue presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha y secretario de Organización del PSOE regional y falleció en 2021.

En Illescas, con muchos asistentes ondeando banderas de España y de Castilla-La Mancha, ha arrancado la campaña electoral de Emiliano García-Page, que va a recorrer en estos quince días más de 9.000 kilómetros y estará en ochenta localidades. 

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí