21.4 C
Tomelloso
viernes, 19 abril

Castilla-La Mancha va a aprovechar «hasta la última gota» de los 50 hm3 para beber a los que tiene derecho

Un volumen de agua que "va a quedarse aquí y no va a ir a Levante", aclara Arroyo

El Gobierno de Castilla-La Mancha aprovechará «hasta la última gota» de los 50 hm3 de agua procedentes del río Tajo a los que tiene derecho la región para abastecimiento humano.

Así lo ha señalado este miércoles, en Caracuel de Calatrava, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, tras la firma de los convenios de adhesión de los municipios del Campo de Calatrava a la Tubería de la Llanura Manchega que se han suscrito entre los alcaldes y alcaldesas, el propio consejero y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En total, serán 12 los ayuntamientos de esta comarca que se abastecerán de agua para consumo humano a través de esta infraestructura, de la que se verán beneficiadas unas 40.000 personas: Almagro, Ballesteros de Calatrava, Bolaños de Calatrava, Calzada de Calatrava, Cañada de Calatrava, Caracuel de Calatrava, Corral de Calatrava, Granátula de Calatrava, Moral de Calatrava, Pozuelo de Calatrava, Valenzuela de Calatrava y Villar del Pozo.

«Vamos a trabajar para que en el año 2023 se puedan iniciar ya las obras de este ramal», ha afirmado Martínez Arroyo, en referencia al que abastecerá al Campo de Calatrava, que será el segundo que entrará en funcionamiento, tras el ramal nororiental que abastecerá a 15 municipios de Cuenca, Albacete y Ciudad Real, llegando a 80.000 personas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La obra del ramal al Campo de Calatrava va a suponer «una inversión millonaria», prevista en el Plan Hidrológico del Guadiana, que se suma a los más de 350 millones de euros que ya se invirtieron en la Tubería a la Llanura Manchega durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero en España y José María Barreda en Castilla-La Mancha.

El consejero ha indicado que «tenemos derecho a 50 hm3 en Castilla-La Mancha de agua del Tajo para que se beba en nuestra tierra, y vamos a usar hasta la última gota».

Bogas Bus

Un volumen de agua que «va a quedarse aquí y no va a ir a Levante», aclarando que «no porque seamos insolidarios», sino porque «queremos que aquí también haya gente viviendo en pueblos como Caracuel», donde se han firmado los convenios.

Los habitantes de los doce municipios «van a tener acceso a agua en cantidad y calidad suficiente», ha declarado Martínez Arroyo, que servirá «tanto para beber como para hacer posible el desarrollo económico del territorio» gracias al compromiso de los gobiernos de Castilla-La Mancha y de España.

Han acompañado a García-Page y al consejero, el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo; el director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, José Manuel Martín Aparicio; la directora gerente de Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, Silvia Díaz; la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la provincia de Ciudad Real, Amparo Bremad; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda; y alcaldes y concejales de los doce municipios que han suscrito los convenios.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí