El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha señalado que la inmovilización del ganado ovino y caprino en Castilla-La Mancha será una situación «complicada» porque «las estructuras no están preparadas».

A preguntas de los medios, ha afirmado que se trata de una medida que se lleva a cabo desde este martes por varios casos de viruela ovina y caprina sobre la que, ha dicho, «están dando los consejos en sanidad y tratarán de echar una mano al sector».

«No hacen falta estudios sino ponernos manos a la obra», ha añadido, para agregar que si continúa por la misma vía, «la situación complicaría la campaña de la oveja manchega» ya que «es una raza mantenida a base de investigación». «Espero que las consecuencias no sean muy alarmantes pero tenemos mucha preocupación», ha concluido.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí