19.2 C
Tomelloso
domingo, 26 mayo

Ruptura en la unidad PSOE-PP de Toledo tras la decisión de eliminar la obra de Lydia Cacho

El distanciamiento entre ambos partidos se ha producido durante la concentración contra la violencia machista de Toledo

Los socialistas se distancian de los representantes del PP para «no blanquear a quienes niegan la violencia machista» y estos les echan en cara la «división» a costa de las víctimas de la «violencia de género»

La polémica suscitada este lunes a raíz de la supresión en Toledo de la obra teatral de la mexicana Lydia Cacho, prevista por el anterior equipo de Gobierno para el mes de diciembre en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las mujeres, se ha colado de lleno en la concentración contra la violencia machista convocada de forma mensual por el Consejo Local de la Mujer de la capital regional.

En esta ocasión, los representantes del PSOE, partido encargado de dar lectura al manifiesto en el parque de La Vega, se han separado de los representantes del PP que han asistido, distancia que han secundado otros colectivos del Consejo, como gesto de rechazo «a quienes han eliminado la Concejalía de Igualdad y siguen negando la violencia machista de la mano del partido de ultraderecha que ha entrado en el Gobierno».

«No podemos seguir blanqueando a un Gobierno que sigue negando la igualdad entre hombres y mujeres y por eso nos hemos posicionado hoy en una pancarta aparte», ha dicho la que fuera edil de Igualdad, Ana Belén Abellán. «Siempre estaremos del lado de las víctimas de la violencia machista», ha ratificado, según ha informado el PSOE.

Tras la concentración y lectura del manifiesto, Abellán se ha referido a la cancelación de la obra de teatro de Lydia Chaco, medida de «censura» que ha atribuido una cuestión «exclusivamente ideológica», ya que, como ha recalcado, sí había una partida económica de 7.400 euros para ofrecer esa representación.

«Teníamos estudiado muy detenidamente la partida suficiente para esa actividad así como las actividades de la Escuela Toledana de Igualdad y los actos en torno del 25 de noviembre», ha comentado la responsable de Igualdad en la anterior legislatura, añadiendo que se trata de un constate de los gobiernos donde ha entrado la ultraderecha de la mano del PP.

De ahí que la concejala socialista haya pedido al Gobierno local que «deje de mentir» ya que «no se trata de una cuestión de presupuesto, es una cuestión de ideología» y ha recordado que PP y Vox están poniendo en riesgo todos los avances que se realizaron con el PSOE en la anterior legislatura, como el Festival FEM, la Escuela Toledana de Igualdad con actividades para hombres y mujeres niños y niñas o las políticas de educación en valores y corresponsabilidad.

EL PP ACUSA AL PSOE DE ROMPER LA UNIDAD

Por su parte, la actual concejal de Asuntos Sociales, Inclusión, Familia y Mayores, la ‘popular’ Marisol Illescas, ha lamentado profundamente la actitud del PSOE «que hoy ha mostrado su verdadera cara rompiendo la unidad en la lucha contra la violencia de género».

«La concentración de hoy tiene que ser por las víctimas. No vamos a hacer política de esta manera. No vamos a dividirnos y me duele profundamente que haya habido esta división», ha reiterado, según ha informado el Consistorio.

Y es que la edil ‘popular’ ha recordado a los socialistas que la concentración contra la violencia de género «no es el lugar para hacer política sino para unirse al dolor por el asesinato de nueve mujeres». «Ese es el espíritu que debe imperar en un acto como este y no otras cuestiones. Deberíamos ir todos juntos frente a la violencia machista. Ese debe ser el único motivo y hoy ha habido dos pancartas y una separación, incluso, física, que rompe la unidad», les ha afeado.

Advertisement

Respecto a la obra de Cacho, ha vuelto a desmentir las acusaciones de «censura», recalcando que «no se puede cancelar lo que no está contratado».

«Las técnicas del Centro de la Mujer confirman que lo único que había con respecto a esta obra eran unos correos electrónicos de contacto para desarrollar el programa de actividades de la concejalía», ha reiterado.

«En ningún caso había una retención de crédito necesaria para contratar esta obra, por lo que, ante la escasez de recursos priorizamos las más urgentes como son la elaboración del Plan de Igualdad de la ciudad de Toledo y la instalación de los puntos violeta en las fiestas de agosto».

RECHAZO A LA VIOLENCIA MACHISTA

Previamente, en la lectura del manifiesto, la edil del PSOE ha asegurado que esta nueva concentración pretende «expresar enérgicamente el absoluto rechazo a la violencia machista», por lo que ha vuelto a reclamar «la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, en todos los ámbitos de la vida».

«Recordamos que en este año 2023 son ya 32 las víctimas de violencia de género y 1.212, las que se llevan contabilizadas desde 2003. Mientras que el número de menores huérfanos y huérfanas por violencia de género asciende a 33 en 2023 y a 410 desde 2013».

«Volvemos a condenar cualquier tipo de violencia contra las mujeres, sin justificación alguna y expresando la mayor de las repulsas, porque la violencia de género constituye una lacra y un atentado contra los derechos humanos y la dignidad de las personas que impide a la sociedad continuar avanzando por la senda del bienestar y del progreso social».

«Las mujeres no queremos gobiernos que oculten las políticas de igualdad. Toledo necesita políticas reales, efectivas y con presupuesto. Los partidos políticos tenemos como función recoger y canalizar las inquietudes de la ciudadanía en cada momento», ha precisado Abellán.

«Es necesario dar un paso más, que la sociedad se implique al igual que hicimos con el terrorismo político hace 25 años y decir alto y claro: ‘¡Basta ya!’, creando una sensibilidad social que no tolere los ‘temas de mujeres’ y de violencia de género como algo rutinario y sin solución», ha reclamado.

«Las mujeres y los hombres de Toledo –ha continuado– que creemos en la igualdad como piedra angular para construir una sociedad abierta, plural y equitativa; no vamos a parar la lucha hasta que todas nosotras consigamos sentirnos seguras y a salvo, dentro y fuera de nuestros hogares, hasta que se nos respete».

«Entre todos y todas tenemos que luchar por conseguir un mundo justo con una sociedad basada en el respeto, que garantice los mismos derechos y deberes, que cree ciudadanos íntegros y que no existan excepciones».

En un contexto de cambios sin precedentes, ha defendido que «la educación en igualdad sigue siendo clave y la prevención debe ocupar un lugar central para generar condiciones que impidan que la violencia machista persista».

«Debemos continuar aunando esfuerzos e instando a todas las administraciones, sociedad civil, sector privado, medios de comunicación a afrontar conjuntamente las distintas formas de violencia contra las mujeres y las niñas con acciones transformadoras».

«Necesitamos más que nunca que no existan barreras ideológicas, que no existan políticas que pongan freno a una lucha común contra la violencia sexista, ser responsables en la lucha contra todas las manifestaciones de violencia que sufran las mujeres en esta sociedad, capaz de mostrar el rechazo a todos aquellos que la ejercen, a todos aquellos que invisibilizan las políticas de igualdad, porque lo contrario es ser cómplices».

«No vamos a consentir que nos traicionen: o se está con el movimiento feminista y con las víctimas, defendiéndolas, o se está en contra de ellas. Quien no está al lado de la víctima está al lado del maltratador, quien no condena la violencia de género e invisibiliza el machismo, quien se sitúa lejos de la lucha que condenan los asesinatos machistas no están en el lugar correcto, están en el lado negacionista que traiciona a las mujeres», reza el texto leído.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí