22 C
Tomelloso
domingo, 9 junio

La primera ola de calor del verano empieza este viernes

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)

El primer fin de semana del verano comenzará este viernes con la primer ola de calor, que pondrá en riesgo este viernes a cinco provincias del suroeste por temperaturas máximas elevadas ya que rozarán los 40 grados centígrados (ºC) y Cádiz con riesgo de viento y fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La llegada de una masa de aire de origen africano y la estabilidad atmosférica elevarán las temperaturas hasta los 39ºC desde este viernes en el suroeste y que rozarán o superarán los 40ºC el domingo en buena parte de la Península, aunque el episodio de calor seguirá hasta mediados de la próxima semana.

Así, la AEMET ha avisado a cinco provincias del suroeste por riesgo de altas temperaturas máximas y a Cádiz por riesgo de vientos y de fenómenos costeros.

En concreto, ha emitido aviso amarillo para Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla y Badajoz porque este viernes alcanzarán los 39 grados centígrados (ºC) y para Cádiz, por riesgo de por vientos de hasta 80 kilómetros por hora y por fenómenos costeros por Levante de 52 a 61 kilómetros por hora mar adentro y al sur de Trafalgar.

Este viernes se espera un día estable en la Península y Baleares con cielos despejados y tiempo seco excepto por algunos intervalos de nubes bajas matinales en el extremo norte de la Península y habrá algunas brumas y bancos de niebla matinales en Galicia, interior del área cantábrica y en el área pirenaica.

Por la tarde se formarán nubes de evolución diurna en el entorno de los principales sistemas montañosos de los tercios norte y este peninsulares y del interior de Mallorca, y no se descarta algún chubasco aislado. Para Canarias, la AEMET espera que haya intervalos de nubes bajas en el norte de las islas.

Torre de Gazate Airén

Las temperaturas subirán este viernes excepto en el área del Mediterráneo y en el entorno del Estrecho, donde bajarán, aunque en general se superarán los 35ºC en el cuadrante suroeste, sin descartar que se alcancen los 40ºC en el valle del Guadalquivir.

Mientras, las mínimas descenderán en el tercio nordeste y en Baleares pero ascenderán en el resto. Las noches serán tropicales, ya que las mínimas quedarán por encima de 20 grados centígrados en zonas del valle del Guadalquivir, el litoral mediterráneo y Baleares.

Bogas Bus

El viento de Levante fuerte y con rachas muy fuertes afectará al Estrecho y tendrán intervalos fuertes en Alborán. En el litoral sureste y en Galicia predominarán los vientos del norte y del nordeste y del este en el Cantábrico. En el Ampurdán soplará tramontana con intervalos fuertes y los alisios llegarán a Canarias, mientras en el resto predominarán los vientos flojos con predominio del nordeste.

Así, la AEMET ha señalado que después de varias semanas de inestabilidad «bastante generalizada», con chubascos, tormentas y temperaturas frescas a partir de este viernes se consolidará la situación anticiclónica y la estabilidad que favorecerán una «fuerte insolación» que, junto con la masa de aire muy cálida y llegada del norte de África, conllevará un aumento progresivo de las temperaturas en la Península y Baleares hasta el domingo.

Las temperaturas serán «claramente superiores a las normales» para esta época del año y la AEMET adelanta que se mantendrán durante buena parte de la próxima semana.

La zona más afectada será el cuadrante suroeste y el centro peninsular que, durante todo el episodio, tendrán máximas de más de 38ºC y que sobrepasarán los 40 a 42ºC en el valle del Guadalquivir y del Guadiana. Las mínimas serán tropicales en amplias zonas. Sin embargo, la AEMET espera que las altas temperaturas se extenderán al resto de la Península y Baleares pero de forma más moderada.

Inma Delgado Fotografía New Born

Destaca asimismo que en Galicia y litoral cantábrico, las máximas alcanzarán valores superiores a los normales hasta la jornada del sábado, cuando podrían superarse los 34-36ºC en zonas del valle del Miño.

El domingo empezarán a descender las temperaturas en el extremo noroeste pero en el resto de la Península ese día seguirán subiendo y llegarán a 36ºC en zonas de la meseta norte e interior de Mallorca, y los 38ºC en puntos del valle del Ebro.

El episodio terminará a partir de mediados de la próxima semana, cuando el descenso térmico será generalizado y las temperaturas volverán a situarse en valores propios de finales del mes de junio.

Canarias quedará al margen de un ascenso térmico tan marcado, pero allí subirá el mercurio desde principios de la semana próxima.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí