19.2 C
Tomelloso
lunes, 10 junio

¿Hasta cuándo durará la segunda ola de calor del verano?

La AEMET alerta de riesgo "extremo" de incendios por estas altas temperaturas y recomienda tomar precauciones

Las temperaturas máximas llegarán esta semana a los 44 grados centígrados (ºC) ante la llegada de una nueva ola de calor que ha comenzado este lunes y continuará, previsiblemente, hasta el jueves. Durante estos días también se producirán noches tórridas, es decir, no bajarán de los 25ºC, según ha avanzado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

En concreto, el portavoz ha precisado que las temperaturas máximas superarán los 38ºC en gran parte de la Península y Baleares, y se llegarán a los 44ºC en puntos de Andalucía y Aragón. En cuanto a las noches tórridas, tendrán lugar en zonas del centro y sur peninsular.

Por este motivo, la AEMET alerta del riesgo «extremo» de incendios ante estas altas temperaturas dada la baja humedad en el ambiente, por lo que recomienda extremar precauciones.

Ante esta situación, la AEMET ha emitido un aviso especial por esta ola de calor, que se desarrollará principalmente en la mitad sur peninsular y tendrá lugar entre este lunes 10 de julio y el miércoles 12 de julio debido a una dorsal situada al este de la Península, en el entorno de Argelia, que está induciendo un flujo de componente sur en la mayor parte de la Península y en Baleares.

Así, está introduciendo una masa de aire, de origen sahariano, muy cálida y seca, acompañada de polvo en suspensión a buena parte de la Península, excepto a áreas del noroeste y norte. Todo ello, unido a la estabilidad y a la alta insolación propia de la época, provocará un ascenso de temperaturas en los próximos días, dando lugar a un episodio de ola de calor.

Sobre esta ola de calor, el portavoz ha explicado esta masa de aire caliente procede del Norte de África y se ha visto favorecida por la presencia de cielos con poca nubosidad y falta de ventilación. En cualquier caso, ha puntualizado que el miércoles se espera un descenso de temperaturas en el norte peninsular y Baleares, aunque en la mitad sur todavía se experimentará un ambiente «extremadamente cálido», con 40ºC en el Valle del Guadalquivir y hasta 44ºC en Andalucía y Murcia.

Inma Delgado Fotografía New Born

No obstante, las temperaturas podrían continuar al alza a partir de mitad de semana en el sur de España, aunque aún no se puede pronosticar si se mantendrán durante las jornadas del sábado y el domingo.

En el caso del archipiélago canario, las temperaturas rondarán los 34ºC y podrán alcanzar hasta los 40ºC en el sur de Gran Canaria. Además, tanto en las Islas Canarias como en la Península experimentarán la entrada de la calima del Sáhara durante este episodio.

Por otro lado, aunque no se esperan precipitaciones, Del Campo ha avisado de la posible aparición de nubes en el interior del este peninsular que podrían provocar tormentas secas de poca precipitación pero «altamente eléctricas».

De forma más detallada, el portavoz ha explicado que durante la jornada de este lunes el calor será fuerte en todo el país excepto en el noroeste y las zonas costeras del Levante. Se superarán los 35ºC de forma generalizada en la Península y Baleares, con 40ºC en la zona centro y sur y máximas de 45ºC en el Valle del Guadalquivir y zonas próximas a Jaén.

Por ello, Del Campo ha advertido del «peligro extremo» de estas áreas y de la presencia de tormentas secas en el interior oriental, que puede dejar «fuertes» rachas de viento y tormentas eléctricas. También se percibirá algo de calima en el sureste peninsular.

Para el martes continuará el calor intenso en todo el país, con temperatura en ascenso en el este peninsular y Canarias. Además, algunos puntos del Mediterráneo y el interior del centro y la mitad sur peninsular tendrán una madrugada de noches tórridas (por encima de los 25ºC) y jornadas diurnas de más de 35ºC en la Península y Baleares, excepto en el Cantábrico.

Nuevamente a lo largo del territorio español se rondarán los 40 grados, mientras que en la zona sur del Valle del Guadalquivir y en el interior las máximas llegarán a los 45ºC, al igual que en la depresión central del Ebro y en Mallorca, donde podrán alcanzarse hasta 43ºC.

Por otro lado, se esperan tormentas con escasas precipitaciones en los Pirineos y el Sistema Ibérico, mientras que la calima se disipará en el sureste, Canarias y Baleares.

Para el miércoles, Del Campo ha indicado que habrá un descenso de las temperaturas en el norte peninsular, por lo que los termómetros en esta zona registrarán valores «propios de la época del año». Por el contrario, en el resto de la Península se espera que se mantengan las temperaturas del día anterior, aunque con algún descenso en Valencia y Baleares.

EN EL CANTÁBRICO, TEMPERATURAS MÁS BAJAS DE LO HABITUAL

De cara al final de la semana, se experimentarán descensos en el extremo oriental de la Península y Baleares, que será especialmente notable en el sureste y la zona del cantábrico, donde se podrán registrar temperaturas más habituales para la época del año e incluso «bajas».

Torre de Gazate Airén

De cara al fin de semana, ha avanzado que hay «incertidumbre» sobre el comportamiento de las temperaturas, pero probablemente seguirán muy altas en el este, centro y sur de la Península, así como en Baleares y parece más probable que, al menos de manera temporal, desciendan las temperaturas a Canarias. En cuanto a las lluvias, serán escasas estos días la segunda mitad de la semana y quedarán acotadas al extremo norte.

Por otro lado, Del Campo ha explicado que el episodio cálido que se vivió en España en la última semana de junio no se considera como ola de calor «al no haber superado los marcos establecidos en intensidad, extensión geográfica y persistencia», aunque ha puntualizado que quedó «muy cerca de ser ola de calor por su intensidad».

«El hecho de que no se alcanzasen los umbrales pudo suceder en parte a que el humo de los incendios de Canadá, muy presente en nuestros cielos aquellos días, impidió que las temperaturas subiesen tanto como inicialmente estaba previsto, ya que este humo tiene un efecto pantalla que impide que toda la radiación solar llegue a la superficie y por tanto, no se alcanzaron temperaturas tan altas como estaba inicialmente previsto», ha concluido.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí