28.6 C
Tomelloso
lunes, 24 junio

El frío continúa el fin de semana y el lunes llega una masa de aire que desplomará los termómetros

Las temperaturas se empezarán a recuperar a partir del miércoles

La presencia de una depresión aislada en niveles altos y una masa de aire frío en niveles bajos darán lugar este fin de semana a un tiempo frío y en general inestable en la Península y Baleares, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Sin embargo, durante la tarde del domingo 26 de febrero, entrará por el nordeste peninsular una masa de aire muy frío que provocará un descenso significativo de las temperaturas en la Península y Baleares durante la primera parte de la semana. A partir del miércoles dicha masa comenzará a retirarse y se producirá una recuperación paulatina de las temperaturas. Paralelamente, en niveles más altos, una baja inestabilizará el ambiente en el norte de la Península y Baleares.

Bogas Bus

En concreto, este viernes y sábado se esperan precipitaciones en el tercio occidental, litoral cantábrico, Pirineos, Cataluña, área del mar de Alborán y Baleares, que podrían ser fuertes el sábado en el Estrecho y noreste peninsular. En zonas peninsulares las precipitaciones se producirán en forma de nieve a partir de 800-1000 metros. Sin embargo, en zonas amplias del interior peninsular, durante ambos días, predominarán los cielos poco nubosos.

Para el domingo, la AEMET ha señalado que se producirá una nueva entrada de aire ártico que dejará precipitaciones, en el tercio norte peninsular, de nieve en cotas bajas. El descenso acusado de las temperaturas generará heladas en amplias zonas del interior peninsular, más intensas en la meseta Norte y en zonas de montaña del centro y norte peninsular. En lo que respecta a las temperaturas, tanto las mínimas como las máximas mantendrán los valores por debajo de los habituales para estas fechas.

Por otro lado, durante el viernes y el sábado, la AEMET ha advertido de la presencia de vientos predominantementes del oeste, más intensos el sábado en el Estrecho, valle del Ebro y Baleares; y a partir del domingo del norte en la mitad norte peninsular y en Baleares, con rachas muy fuertes de cierzo en el valle del Ebro.

En el archipiélago canario, habrá vientos alisios el viernes, que el sábado darán paso a vientos flojos de componente oeste, con precipitaciones débiles y ocasionales a lo largo del fin de semana en las islas de mayor relieve. Las temperaturas experimentarán pocos cambios en las islas hasta el domingo, cuando ascenderán.

El lunes 27 se esperan descensos notables de temperatura en amplias zonas de la Península y Baleares, que continuarán el martes, aunque menos pronunciados. Se esperan heladas generalizadas en la Península salvo en las zonas litorales y en el extremo suroeste, que serán más intensas en la mitad norte y las Béticas, con heladas fuertes en Pirineos y sistema Ibérico.

Las temperaturas máximas también serán muy bajas y no superarán los 5ºC en amplias zonas de la mitad norte. El viento será predominantemente del norte y noroeste, más intenso en el cuadrante noreste peninsular y Baleares, donde se podrían alcanzar rachas muy fuertes, lo que provocará un descenso añadido de la sensación térmica. Este viento perderá intensidad progresivamente el martes y el miércoles salvo en Baleares, donde podrían seguir afectando al norte de Mallorca y a Menorca.

Sobre las precipitaciones, el lunes se esperan en la cornisa cantábrica, zonas del cuadrante noreste y, más intensas, en Baleares. El martes, serán más probables en el tercio norte y Baleares. En el noreste peninsular podrían ser localmente fuertes y persistentes. La cota de nieve será de unos 500 metros en Baleares y de unos 100-200 metros en la Península, sin que se descarte que la cota pudiera descender ocasionalmente hasta el nivel del mar en la Península.

LAS TEMPERATURAS SE RECUPERAN EL MIÉRCOLES

El miércoles las temperaturas comenzarán a recuperarse y será más importante en el caso de las máximas. Sin embargo, las heladas apenas reducirán ligeramente su extensión y debido a que los vientos serán más débiles se podrían dar heladas fuertes, además de en zonas de Pirineos y sistema Ibérico, en la cordillera Cantábrica y sistema Central. Aunque este día aumenta la estabilidad, son probables precipitaciones en Baleares, aunque sin que se descarten en otras zonas de la Península.

Advertisement

A partir del jueves, la AEMET señala que la incertidumbre es grande ya que, con la información actual, es probable que disminuya la inestabilidad por el norte peninsular y, por el contrario, que aumente por el sur, con tendencia a una recuperación de las temperaturas y subida generalizada de la cota de nieve.

En Canarias también predominarán vientos de componente norte. Se darán intervalos nubosos y no se descartan precipitaciones débiles en los nortes de las islas de mayor relieve. Las temperaturas evolucionarán con cambios poco significativos.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí