19.2 C
Tomelloso
domingo, 26 mayo

Agosto llega con contraste de temperaturas: 40ºC que bajarán desde el jueves

El viernes 4 de agosto será "inusualmente frío para la época del año", con temperaturas propias de finales de mayo o principios de junio

El inicio del mes de agosto estará marcado por una semana de contrastes en las temperaturas, como ha detallado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, ya que mientras que en los primeros días hará calor en general y se superarán los 40ºC en puntos del sur de la Península, a partir del jueves las temperaturas bajarán, sobre todo en el norte del país, donde es probable que se produzca «un descenso extraordinario» de hasta 10ºC por debajo de lo habitual para esta época del año.

Este descenso de temperaturas es resultado de la llegada de vientos del norte y noroeste que arrastrarán aire más frío hacia el país, lo que propiciará un ambiente fresco para la época del año en la mayor parte de España, pero especialmente en la mitad norte peninsular, donde el viernes algunas ciudades apenas superarán los 20ºC de temperatura máxima y se espera que otras bajen de los 10ºC de madrugada. En general, los termómetros estarán entre cinco y diez grados por debajo de lo normal.

Bogas Bus

No obstante, Del Campo ha añadido que, a partir del sábado, se espera un nuevo ascenso térmico y la vuelta al calor intenso, sobre todo en el este, centro y sur de la Península, así como en Baleares. En cuanto a las precipitaciones, serán escasas a lo largo de la semana, quedarán acotadas al extremo norte de la Península, aunque no se pueden descartar algunas tormentas en puntos del este.

Este lunes, último día de julio, estará marcado por las altas temperaturas, que rondarán entre los 34ºC y 36ºC en el sur peninsular y en Canarias, mientras que en el Valle del Guadalquivir podrían superar los 40ºC.

El martes, 1 de agosto, predominará la estabilidad, con cielos poco nubosos salvo en Galicia y las comunidades cantábricas donde podría haber alguna precipitación débil, así como en los Pirineos y zonas próximas al sistema ibérico donde podría aparecer alguna tormenta aislada.

En cuanto a las temperaturas, se espera un descenso ligero en amplias zonas del interior peninsular aunque aumentarán en el Cantábrico y el Mediterráneo. Precisamente, la madrugada del martes será muy cálida en la costa mediterránea según Del Campo, quien ha detallado que en Barcelona, Castellón, Valencia, Málaga y Palma de Mallorca podrán darse noches tórridas de más de 25ºC.

Además, se superarán los 34 a 36ºC grados en el nordeste, centro y sur peninsular, así como en Baleares y puntos también del archipiélago canario. En el sur de Castilla-La Mancha y Guadalquivir se rondarán los 38 a 40ºC y en puntos del sureste como, por ejemplo, en la ciudad de Murcia podrían superarse los 40ºC.

Con respecto al miércoles, se prevé un nuevo repunte de las temperaturas salvo en Galicia, donde bajarán ligeramente. Esta subida será más acusada en el nordeste, con valores de entre 24ºC y 26ºC de mínima en la zona del Mediterráneo, mientras que a primera hora de la tarde se esperan hasta 33ºC en Barcelona, Castellón o Valencia.

Advertisement

Las temperaturas superarán los 35ºC en el interior peninsular y oscilarán entre los 38ºC y 40ºC en zonas del Valle del Ebro, como en Zaragoza, en el Valle del Guadalquivir, como Sevilla y Córdoba, y en el sureste peninsular como en Murcia.

Por el contrario, en el archipiélago canario se espera un descenso térmico para el miércoles, donde las temperaturas volverán a la normalidad, según el portavoz. En cualquier caso, ese día se prevén más de 34ºC en el sur de Gran Canaria, así como alguna lluvia débil en el norte de las islas de mayor relieve por la presencia de nubes arrastradas por los vientos alisios que soplarán a lo largo de esta semana.

Las precipitaciones en la Península también serán escasas y débiles en Galicia y las comunidades cantábricas, aunque también podría caer algún chubasco en el norte de Cataluña.

Del Campo ha indicado que el jueves está previsto «un descenso brusco de temperaturas por un frente que barrerá el norte de la Península y que dejará lluvias débiles en Galicia, Cantábrico y Pirineos». Tras el paso de este frente, entrará el viento del norte y del noroeste, que arrastrará aire más frío hasta España.

Así, ha detallado que habrá una bajada generalizada de las temperaturas, que será notable en la mitad norte, especialmente en el caso de las temperaturas diurnas, donde el descenso podrá ser de hasta más de 10ºC con respecto al día anterior en algunas zonas de la mitad norte por lo que el portavoz ha indicado que se espera «un descenso extraordinario, aunque todavía hay incertidumbre al respecto».

A modo de ejemplo, el portavoz ha señalado que se prevé que en Pamplona la temperatura máxima de este jueves sea de 23ºC, en contraste con los 35ºC previstos para el miércoles al igual que en Zaragoza, cuyas máximas podrían rondar los 40ºC mientras que el jueves no llegarían a los 29ºC.

Advertisement

Este descenso térmico también será notable durante la noche, como en Burgos, donde en la madrugada del jueves se esperan 10ºC de temperatura mínima. No obstante, en el Valle del Guadalquivir y el sureste peninsular, las temperaturas todavía oscilarán entre los 38ºC y 40ºC de temperatura máxima.

MUCHOS PUNTOS DEL PAÍS APENAS LLEGARÁN A 25ºC DE MÁXIMA EL VIERNES

«Si se cumplen los pronósticos, este viernes será una jornada inusualmente fría para esta época del año en la mitad norte, con temperaturas máximas entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal y con numerosos puntos en los que no se alcanzarían los 25ºC en el momento más cálido del día», ha asegurado del Campo.

Así, ciudades como Pamplona y Vitoria tendrán máximas de entre 20ºC y 22ºC. «En muchos puntos de la mitad norte, las temperaturas serán más propias de finales de mayo o comienzos de junio que de plena canícula, que es donde nos encontramos ahora, que suele ser el momento más cálido del año -que comprende desde el 15 de julio hacia el 15 de agosto-, ha afirmado Del Campo que ha reiterado que, en la mitad de este periodo, se van a dar «dos o tres días bastante frescos».

Para el viernes también se esperan chubascos localmente intensos que afectarán al tercio oriental peninsular e incluso Baleares.

No obstante, Del Campo ha señalado que este episodio de tiempo fresco será «breve», ya que el sábado «comenzarán a subir de nuevo las temperaturas y volverá el calor intenso a la mayor parte del país».

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí