5.3 C
Tomelloso
viernes, 23 febrero

El águila imperial ibérica vuelve a sobrevolar los cielos de La Mancha

Una pareja de esta emblemática especie ha anidado en una encina centenaria del término de Argamasilla de Alba

La noticia del anidamiento de una pareja de águilas imperiales ibéricas en el término de Argamasilla de Alba ha sido acogida con gran júbilo. La pareja ha anidado en una gran encina centenaria y ha establecido su territorio entre campos de cultivo y encinas, un hábitat perfecto para estas aves. Estas aves no se veían en esta zona de La Mancha desde hacía varias décadas, ya que su hábitat se había ido reduciendo paulatinamente hasta llegar a saltar todas las alarmas en la década de 1970, fecha en la que se llegaron a censar 50 parejas en toda la Península Ibérica, limitadas a las zonas de sierra más inaccesibles del centro y suroeste, más unos 50 individuos en el norte de África.

El descubrimiento lo hizo José Díaz Pintado, el que fuera alcalde de Argamasilla de Alba durante varios años y que es un gran aficionado a la fotografía de naturaleza. Me puse en contacto con él para conseguir las fotografías adjuntas a este artículo, y aproveché para hacer un apunte de acuarela en mi cuaderno de campo.

El águila imperial ibérica vuelve a sobrevolar los cielos de La Mancha

El águila imperial ibérica (Aquila adalberti) es una especie endémica de la Península Ibérica que habita el centro y suroeste de la península. Esta especie es, junto al lince ibérico con el que comparte hábitat, la especie más amenazada de toda Europa. En la actualidad se calcula que hay unas 450 parejas reproductoras, por lo que evidentemente se ha multiplicado por diez el número en los últimos 45 años gracias a los múltiples esfuerzos de conservación de todas las administraciones.

Las causas que la llevaron al límite de la extinción son varias:

Bogas Bus
  • La primera fue la drástica reducción de sus presas (conejos hasta un 80 %), por culpa de la mixomatosis, una enfermedad vírica introducida artificialmente en el siglo pasado para reducir el número de conejos, que se habían convertido en plaga.
  • La segunda causa está en los tendidos eléctricos de alta tensión, y en menor medida los parques eólicos, que causan accidentes.
  • La tercera causa, y más importante, ha sido la constante depredación humana, que las ha perseguido por considerarlas alimañas, sobre todo en Castilla-La Mancha y Andalucía, donde los dueños de las fincas de caza tuvieron patente de corso para envenenarlas hasta la década de 1980.
  • La cuarta causa ha sido la deforestación, pues estas aves necesitan habitar zonas con grandes árboles no solo para anidar, sino para otear las presas.
  • La quinta causa ha sido la proliferación de los pesticidas fitosanitarios en la agricultura, que han hecho mucho daño al ecosistema general.
El águila imperial ibérica vuelve a sobrevolar los cielos de La Mancha
Águila Imperial Ibérica en Argamasilla de Alba. Foto de José Díaz Pintado

Es posible que el hecho de que la mixomatosis esté bajando su nivel de incidencia, y en algunos lugares como La Mancha empiece a haber exceso de conejos, y que las leyes severas contra los alimañeros hayan disuadido a éstos para dejar su actividad antidepredadora. Además, las normas más estrictas en relación a los pesticidas, y de las medidas de protección, junto con el aumento de parques naturales y zonas de protección natural, han ayudado a la recuperación de la especie, pero las alarmas están aún encendidas pues, según los científicos, para que la especie pueda declararse fuera de peligro, deberían de existir como mínimo 5.000 individuos, y de ellos 2.000 parejas reproductoras repartidas por todo lo que fue su hábitat natural.

El hábitat natural del águila imperial ibérica son las sierras ibéricas, las dehesas, el monte bajo de encinas, las llanuras con arboledas y los bosques de coníferas de todo Portugal, toda España excepto la cornisa cantábrica, Marruecos y Túnez, aunque en el norte de África no suelen anidar y suelen ser aves jóvenes sin un territorio estable. El nido lo suelen hacer en árboles grandes (pinos, encinas, alcornoques, etc).

El águila imperial ibérica vuelve a sobrevolar los cielos de La Mancha

Su morfología es bastante reconocible por su color marrón con tonos más claros (casi blancos) en la cabeza, nuca, hombros y parte alta de las alas, así como en el vientre, sobre todo en los individuos más jóvenes, y mucho más oscuros cuanto más viejos son. Su peso es de unos 3 kilos en los machos y algo más en las hembras, mientras que su altura está en torno a los 80 centímetros, con unos 2 metros de envergadura. Por lo tanto, es una de las aves más grandes y majestuosas de la península. Se alimenta sobre todo de conejos, que en zonas con abundancia de estos suelen aportar más del 80 % a la dieta. También cazan roedores, palomas, y córvidos (cuervos, grajos y urracas), siendo el único depredador de estas astutas aves.

Es un auténtico lujo poder disfrutar del maravilloso espectáculo de vuelo de estas majestuosas aves en nuestros cielos, y sobre todo ser conscientes de que son muy necesarias para el equilibrio ecológico de nuestra tierra, ya que actúan sobre la población de otros animales que pueden llegar a ser plagas sobre nuestros campos de cultivo. Para todos los que hacemos este medio de comunicación es una inmensa alegría poder disfrutar de nuevo en nuestros cielos de un animal único, su majestad el águila imperial ibérica.

El águila imperial ibérica vuelve a sobrevolar los cielos de La Mancha
Manuel Buendía Pliego
Manuel Buendía Pliego
Persona inquieta y multidisciplinar. Artista plástico, profesor de dibujo y acuarela, diseñador, gastrónomo, y escritor aficionado. Ha publicado en distintos medios digitales varios relatos, también ha publicado un libro de microrrelatos junto a Carlos Naranjo, y está trabajando en varios proyectos editoriales.
+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí