37.5 C
Tomelloso
viernes, 5 julio

Un estudio de la UCLM revela que la amígdala cerebral humana es clave en el proceso del alzheimer

Esto podría abrir un nuevo camino a terapias que sirvan para combatir una enfermedad que sufren en torno al 60-70 por ciento de los 50 millones de personas que padecen demencia

El grupo de investigación de Neuroplasticidad y Neurodegeneración de la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real ha llevado a cabo por vez primera un estudio proteómico y estereológico de la amígdala cerebral humana que ha revelado que esta estructura es clave en la progresión del Alzheimer, lo que podría abrir un nuevo camino a terapias que sirvan para combatir una enfermedad que sufren en torno al 60-70 por ciento de los 50 millones de personas que padecen demencia en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Para el desarrollo de la investigación, que forma parte de la tesis doctoral de Melania González Rodríguez, el grupo de investigación analizó tejido cerebral humano de 36 donantes procedente de la Red Nacional de Biobancos y correspondientes a pacientes que sufrían la enfermedad de Alzheimer y otros que no la presentaban.

El estudio se centró en la amígdala cerebral humana, región que recibe ese nombre por su forma de almendra y que es muy importante en el funcionamiento cerebral ya que está altamente conectada con las funciones conscientes que procesa fundamentalmente la corteza y las respuestas autónomas, y es primordial en el control de las emociones, ha informado la UCLM en un comunicado.

La investigación, que ha sido publicada en Brain Pathology -revista oficial de la Sociedad Internacional de Neuropatología financiada por la UCLM y los gobiernos regional y español-, ha revelado una importante pérdida de volumen de la amígdala cerebral humana en el grupo de pacientes; sin embargo, esa reducción no estaba relacionada con la pérdida de neuronas a pesar de la gran cantidad de depósitos de marcadores patológicos.

Por el contrario, sí ha detectado un aumento importante de las células de glía (del sistema nervioso) asociadas a la inflamación de la región de la amígdala.

Este trabajo es uno de los primeros análisis proteómicos de la amígdala humana en la enfermedad de Alzheimer y ha permitido identificar más de 2000 proteínas, algunas de las cuales, tras distintos análisis bioinformáticos, constituyen potenciales biomarcadores de la enfermedad que ayudarán a su diagnóstico y tratamiento.

Los resultados son de gran relevancia por el número de pacientes afectados y porque amplía las posibilidades de atención para la detección de una enfermedad que se caracteriza por la acumulación de proteínas patológicas en distintas regiones cerebrales y que tiene entre sus síntomas más característicos la pérdida de memoria.

No obstante, el depósito de proteínas tiene lugar décadas antes de que esa sintomatología sea detectable, de ahí la necesidad de un diagnóstico temprano de la enfermedad y de la importancia de estudios como este último desarrollado por la UCLM.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí