22.5 C
Tomelloso
domingo, 19 mayo

C-LM inmovilizará todos los cebaderos de ovino, menos en Guadalajara, por propagación de la viruela

Desde septiembre del pasado año se detectaron en la región seis focos de viruela ovina en la provincia de Cuenca

El Ejecutivo castellanomanchego publicará entre este miércoles y este jueves en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha una resolución por la que inmovilizará todos los cebaderos de las explotaciones de ovino y caprino de la región ante la propagación de la viruela en estos animales.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa este martes la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, quien ha detallado que desde septiembre se han detectado en Castilla-La Mancha seis focos de viruela ovina y caprina. Primero en Villaescusa de Haro, con 29.000 animales sacrificados; cuatro más en Alberca de Záncara y Tébar, con 8.500 animales afectados; y otro esta semana en una explotación en la provincia de Ciudad Real.

Esto implica que esta nueva detección está a una «distancia considerable» a los focos iniciales de la provincia de Cuenca por lo que ha manifestado que uno de los orígenes «más probables» del contagio son los movimientos ganaderos. «Por ello hemos tomado la decisión de inmovilizar todos los cebaderos de la región, excepto los de Guadalajara».

LAS MEDIDAS DE LA RESOLUCIÓN

En concreto, la resolución que ya está firmada, incluye entre sus medidas que solo se autorizarán movimientos de animales con destino a mataderos de Castilla-La Mancha siempre que hayan permanecido en la explotación de origen al menos un mes o desde su nacimiento.

Los medios de transporte deberán estar limpios y desinfectados y los animales no podrán mostrar síntomas compatibles con la viruela en las 48 horas anteriores al traslado. Además, en las explotaciones lácteas se podrá seguir vendiendo la leche «sin ningún problema».

Con todo, la Consejería de Agricultura ha habilitado un correo electrónico [email protected] donde los ganaderos y agricultores podrán dirigirse para aclarar sus dudas, y llevará a cabo la elaboración de un documento con preguntas y respuestas.

Asimismo, se ampliará el ámbito de toma de muestras e inspecciones a explotaciones en los próximos dos meses para llegar a las 500 explotaciones muestreadas de las 6.000 explotaciones que hay en la región de ovino y caprino con más de tres millones de cabezas.

NO SE CONTAGIA A HUMANOS

Ponce ha querido dejar claro que esta viruela ovina es una enfermedad de naturaleza vírica que no se contagia a los seres humanos ni tampoco a los productos de los animales afectados, pero que sí que es muy contagiosa entre los animales a los que se transmite.

Del mismo modo, ha dicho que para los focos iniciales se abonaron ya el pasado mes de diciembre cuatro millones de euros en indemnizaciones. «Esta enfermedad está afectando a un sector muy importante para la ganadería regional, con una fuerte vocación exportadora, y debemos conducirnos con la mayor de las prudencias», ha agregado.

Bajo su punto de vista, las medidas que se están aplicando pueden ser «incomodas, gravosas y onerosas» para los ganaderos, administraciones y mercados pero «son necesarias» para evitar «males mayores» en el sector.

Así, desde la detección de los primeros focos, el Gobierno regional decretó las explotaciones con positivos zonas de restricción y vigilancia hasta 10 kilómetros a la redonda, se han sacrificado en las explotaciones positivas todos los animales, se ha inmovilizado a los animales dentro de las zonas de restricción, se han hecho encuestas epidemiológicas, se ha controlado la salida de la leche, se han hechos inspecciones y se han tomado muestras que han llegado a 10.000 hasta el momento.

Además, a las indemnizaciones que ha mencionado antes ha añadido que la Consejería está preparando una orden que va a compensar a aquellos ganaderos que vayan a hacer la reintroducción del ganado y hayan sufrido el vacío sanitario, por la que se compensará la diferencia entre el precio de las ovejas y lo recibido previamente por indemnización.

Diputación de Ciudad Real

También «es importante», ha concluido, la concienciación y la información a los ganaderos por lo que se han enviado cartas a los titulares de explotaciones de ovino y caprino informando de la importancia de las medidas de bioseguridad y se están preparando unas jornadas informativas en las comarcas de la región dirigidas a veterinarios y ganaderos.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí