Miguel Sánchez-Migallón Naranjo / centro (Kolektiff Images)

El jugador ciudadrealeño con ADN Tomellosero, Miguel Sánchez-Migallón Naranjo, llegó el pasado verano a las olimpiadas de Tokio, convocado de urgencia por el seleccionador Jordi Ribera, para sustituir al lesionado Virán Morros, y lo que podría haber parecido un parche provisional ha terminado siendo un puesto de honor en la selección de “Los hispanos”.

Hijo de tomelloseros, y nieto materno de Andrés Naranjo, Uno de los grandes personajes de nuestra ciudad, Miguel nació en Ciudad Real en 1995. Comenzó jugando al balonmano en el Club Balonmano San Francisco Javier, gracias a su hermano, que militaba en las filas del club. Empezó jugando de portero, donde no tuvo mucho éxito, así que decidió ser jugador de campo. Después de la desaparición del BM San Francisco Javier pasó a formar parte del BM Pio XII y a partir de la temporada 2010/2011 jugaría con las categorías inferiores del BM Ciudad Real. Allí el entrenador Talant Dujshebaiev se fijó en él y con solo 17 años fichó por el BM Atlético de Madrid y desde entonces ha estado en la élite del balonmano. Esa temporada marcó 25 goles en 22 partidos en Liga ASOBAL. Después jugó en el BM Aragón, el Naturhouse La Rioja, hasta que el año pasado fichó por el equipo polaco Vive Kielce, a donde le llamó el seleccionador para ir a las olimpiadas.

Miguel mide 2´00 metros y puede jugar de lateral izquierdo, extremo izquierdo o central, y es esa versatilidad la que le ha posicionado como fijo en la selección nacional. Aunque es un especialista defensivo, también es letal en ataque, pero Ribera lo ha utilizado sobre todo en defensa, y su aportación ha sido uno de los grandes pasos que ha dado esta selección para configurar su estilo. La calidad del jugador manchego no ha pasado desapercibida para nadie en este campeonato, coincidiendo todos los especialistas en que es uno de los mejores jugadores defensivos de Europa.

Aunque el pasado verano Miguel, ya pudo demostrar que no había ido a la selección para hacer bulto, ha sido en este europeo de selecciones cuando ha demostrado todo su potencial, tanto en su versatilidad como en su aportación defensiva, sobre todo, que con 26 años es un jugador con mucha progresión aún, por lo que se espera mucho más de él.

Aunque el subcampeonato europeo pueda resultar poco a priori, esta selección ha demostrado que está muy madura para seguir en la élite mundial, y con la aportación de jugadores jóvenes cómo Miguel Sánchez-Migallón Naranjo, esa presencia en la élite sigue siendo una realidad palpable.

Desde enTomelloso.com felicitamos a toda la selección española de balonmano por su gran campeonato europeo, y sobre todo queremos felicitar a nuestro querido paisano del que nos sentimos muy orgullosos.

Picazo de Nova / TurboSeguros



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí