La Asociación de Vecinos del Barrio San José Obrero ha decidido suspender las fiestas del patrón. Este es el comunicado que ha difundido la junta directiva explicando las razones que les han llevado a tomar esta decisión:

Cuando una asociación de vecinos como es la nuestra, se reúne para analizar la situación actual que vivimos por la pandemia, así como para la programación, para la celebración de nuestras fiestas, los miembros que componen la junta directiva tienen un papel clave y con una única finalidad de crear un nuevo proyecto, con más ilusión si cabe intercambiando ideas y puntos de vista donde llegando a acuerdos conseguimos siempre las mejoras que sean necesarias.

Este ha sido nuestro trabajo en años anteriores para todos los miembros que componemos esta junta directiva, y así deseamos que siga siendo en años venideros.

Este año desde que empezamos a preparar el proyecto para nosotros resultaba un poco difícil, ya que estamos viviendo la transición de todo lo que ha pasado a la vuelta de la nueva normalidad.

Desafortunadamente la celebración de nuestras fiestas, el noventa por ciento de nuestras actividades, se hacen en recintos cerrados como bien sabéis en la Casa de Todos de nuestro barrio, tal es así, que la mayoría de los eventos que solemos programar, se realizarían con dudas de nuevos contagios oportunamente.

Esto nos ha creado una situación difícil a esta junta directiva actual ya que no era fácil el SÍ o el NO de esta celebración, más aún cuando todo el mundo ha tomado la decisión de celebrar todo, nosotros insistimos nuestra forma de celebración es en espacios cerrados.

Nuestra decisión espero que no os haya incomodado a muchos, ya que esperamos vuestra comprensión, y seguro que el año que viene podremos de nuevo celebrarlas en mejores condiciones Y para comodidad y tranquilidad de todos los asistentes.

Así pensamos que es el ciclo de la vida, un poquito como le pasa a las plantas aprovechando que estamos en primavera, y todas las flores se muestran frescas y hermosas, algo increíble y si son polinizadas se convierten en un fruto que aunque pierdan las hojas y la fragancia que ya cumplió con su misión, darán ese fruto que a su vez dará nuevas semillas que con un poco de suerte resumirán nuestras vidas anuales y efímeras, pero no por ello menos bellas que los años que hemos podido celebrar nuestras fiesta, estas semillas resurgirán con flores nuevas en los años venideros , y si lo miramos con un poquito de afecto, podremos convivir y podremos aceptar que este es el riesgo de compartir la fe a nuestro patrón San José Obrero.

Estas dificultades que nos a tocado vivir estos años, planteémoslas como ese mismo proceso de capacidad y madurez que lo hacen las plantas que aunque pierden algunos tallos por ese camino nosotros entenderemos y así lo comprendemos que el próximo año sabremos encontrar el equilibrio con la suficiente madurez que esta decisión a servido para algo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí