Ninguna previsión metereológica nos hacía pensar que la tenue tormenta de la tarde de este jueves, festividad del Corpus Christi, causaría los destrozos que hemos sufrido en Tomelloso. Aproximadamente a las 17:30 h, comenzaron unas rachas de viento que han llegado a alcanzar los 50 kms/hora (según información de la estación de la AEMET en Tomelloso) con una ligera lluvia que apenas mojó el suelo.

No eran unas condiciones excesivamente alarmantes, y sin embargo esas rachas de viento han soltado los toldos de la parte peatonal de la calle Socuéllamos, y además ha tronchado varios árboles en distintas partes de la ciudad (Calle La Sal, Paseo San Isidro, Carretera de Argamasilla y Parque de la Constitución). Se ha visto afectado algún toldo de establecimiento comercial de la calle Don Víctor, y también se ha caído parte del vallado de la obra del nuevo centro de salud de Tomelloso.

Estas inesperadas inclemencias climáticas y sus consecuencias son imposibles de prever, y por los informes de los servicios metereológicos no creemos que se haya activado ninguna alerta especial. De hecho hemos podido comprobar que los daños a las zonas arbóreas han sido localizados en zonas muy concretas, mientras que en otras zonas de Tomelloso no se han notado. La zona más afectada ha sido la comprendida entre el Paseo San Isidro y la Calle Doña Crisanta, ya que el viento ha arrancado muchas ramas, y partido algunos árboles. Por suerte no ha habido que lamentar desgracias personales. Es probable que el viento haya cogido intensidad dependiendo de la situación de las vías.

Efectivos del parque de bomberos de Tomelloso, así como miembros del departamento de parques y jardines han actuado para subsanar las distintas incidencias.

En cuanto a los toldos de la Calle Socuéllamos solo se han desprendido parcialmente algunas de las sujeciones, aunque no es la primera vez que ocurre.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí