El CEIP José María Del Moral viaja a Francia (Chantilly) para comenzar la cuarta movilidad de su proyecto Erasmus+ KA101: “Enseñar para crear, estimular para aprender”. 

Con las maletas cargadas de ilusión y ganas de aprender cosas nuevas, el 18 de febrero emprendieron el viaje a Francia para llevar a cabo un curso estructurado de formación denominado «La culture sous toutes les coutures» durante la semana del 21 al 25 de febrero en el L.E.A.R.N Institute de Chantilly, en el que han aprendido nuevas estrategias innovadoras de enseñanza del francés dentro del aula, se ha profundizado en la aplicación de la metodología AICLE (Aprendizaje integrado de contenidos en lengua francesa) desde el FLE (francés lengua extranjera) y también aprendido a usar interesantes aplicaciones digitales con las que motivar el aprendizaje del alumnado.

Santiago Apóstol

El lunes, tras un cálido recibimiento, se presentó el programa a seguir durante toda la semana y, seguidamente, se llevó a cabo una serie de actividades de presentación en las que se resaltan las características que definen a cada uno como docentes de francés y las preocupaciones y dudas que surgen en la labor educadora. 

Para trabajar “l’aspect culturel dans mon enseigment”, se comenzó con una lluvia de ideas para definir el concepto de cultura para centrarnos en los rasgos a los que cada uno de nosotros da más valor en sus clases.

A modo de conclusión los aspectos culturales que deben ser priorizados en una clase de lengua extranjera tras la experiencia, serían los siguientes:

  1. Langue – langage
  2. Comportaments
  3. Valeurs
  4. Gastronomie
  5. Vie quotidienne
  6. Histoire
  7. Arts
  8. Tecnologie et sciences
  9. Croyences
  10. Politique

Por tanto, como docentes de lengua extranjera han de priorizar la cultura como una ventana para introducir la lengua y propiciar la motivación en el alumnado.

Otra actividad del programa “Le CECRL et la notion de tâche finale en FLE”, consistió en analizar los Niveles del Marco Común Europeo de la Lenguas (CECR, 2001) y cómo hay que ser capaces de utilizarlos en el aprendizaje del alumnado.

Además, otro de los aspectos tratados fue la evaluación por competencias de estos elementos pluriculturales, priorizando entre todas, las habilidades orales (a través de la mediación e interacción) desde la cultura.

El martes arranco la jornada con un traslado a la ciudad de Versalles. Esta ciudad ha sido uno de los puntos clave en la historia de la política francesa, ya que fue aquí donde se firmó la actual Constitución Francesa del año 1789. Se visitó la “Salle du Jeu de Paume”, escenario del juramento de dicho documento y con lo que se dio inicio a la Revolución Francesa.

Seguidamente, se visitó la Catedral de Saint Louis y terminó el día con un tour por el majestuoso Palacio de Versalles. Este edificio fue levantado por Luis XIII como pabellón de caza y posteriormente, fue ampliado por su hijo Luis XIV, el Rey Sol, como residencia de verano, hasta convertirse en el 1682 en la residencia de la Corte francesa. La utilidad de este Palacio fue sufriendo modificaciones ya que también fue habitado por Luis XV y Luis XVI, hasta que estalla la Revolución Francesa y comenzó a usarse como museo. Fue con la llegada de Napoleón Bonaparte, cuando se destinó a despacho para las gestiones de su ejército.

Por todo ello, «no ha sido una visita común, ya que nos sumergimos de lleno en las obras y distintas zonas del Palacio para realizar un Escape Room, centrado en ir buscando distintas pistas en las obras expuestas y así ir completando las distintas etapas del juego».

Sin duda, una actividad lúdica y motivante para aprender adentrándose en la cultura francesa, para poder así trasladar esta tarea a los alumnos y alumnas.

Vinícola de Tomelloso

El miércoles la mañana comenzó trabajando la estructura básica de una unidad didáctica de francés, siguiendo todos los pasos para su diseño: definición de objetivos, proposición de la tarea final y diseño de actividades para alcanzar esa tarea. Este producto final debe ser auténtico (cercano al contexto real de los alumnos), con temática cultural, a nivel oral o escrito, sin ser evaluable necesariamente.  Así, se evaluó el progreso del alumno y no solo la tarea final siguiendo, de este modo, el criterio de evaluación continua.

Considerando los aspectos culturales del producto final, se ha trabajado la Francofonía, estableciendo qué temáticas, objetivos y contenidos se podían trabajar en esa unidad didáctica. Para ello, se ha partido de 3 propuestas de trabajo para una clase de francés, las cuales se debían analizar y modificar en función de las necesidades e intereses de los alumnos y alumnas. Finalmente, se ha creado la unidad didáctica final teniendo en cuenta estos aspectos culturales propuestos.

Bogas Bus

Otro de los apartados en los que se ha profundizado en este día de curso ha sido la evaluación, que constituye uno de los aspectos más importantes para el profesorado. Se han analizado las diferencias entre evaluar y calificar, considerando los aspectos a tener en cuenta en este proceso, entre ellas, las distintas competencias que abarcan la dimensión del saber, saber-hacer y saber-ser. Estos aspectos son prioritarios en el diseño de la tarea final para establecer los objetivos a cumplir con alumnos y alumnas. 

El jueves tuvo lugar la presentación de varias herramientas TICs, cuyo uso resulta muy interesante para la enseñanza de idiomas en el aula. Sin duda, estas herramientas serán muy motivantes para nuestros alumnos y alumnas y, por ello, se ha profundizado en su utilización para el área del francés. Usando la aplicación Genially se ha creado un museo virtual con las nociones recibidas y las fotografías y vídeos recogidos el día anterior en el Palacio de Versalles, para diseñar un escape room virtual. Han sido varios los recursos trabajados para este fin ya que la aplicación Genially ofrece muchas utilidades interactivas que permiten trabajar la lengua y cultura francesa a nivel oral y escrito. Se ha trabajado también con “sandbox”, una extensión que permite añadir nuevos recursos y juegos digitales a Genially. Todo ello, para generar un entorno de aprendizaje lúdico, atrayente y auténtico para el alumno.

Por la tarde, se visitó la ciudad de Chantilly, famosa por su crema, su confección de encajes destinados a la corte real y su tradición en el mundo del caballo. Uno de los monumentos visitados y joya del patrimonio francés es el Castillo de Chantilly, concebido como un gran museo que alberga una prestigiosa colección de pintura, la segunda después del Louvre. En su interior se encuentra una biblioteca que conserva manuscritos medievales. Frente al castillo, se halla el museo del caballo y el hipódromo, donde se pueden disfrutar de obras y espectáculos ecuestres.

La última visita de la tarde del jueves fue la ciudad galo-romana de Senlis, en la que destaca su catedral gótica y sus numerosos museos. 

Una jornada muy enriquecedora tanto a nivel cultural como a nivel metodológico, con el diseño de nuevos materiales de trabajo para nuestros alumnos y alumnas en el área de francés.

El viernes se analizaron todos los aprendizajes adquiridos durante toda la semana de formación y se compartieron diferentes recursos web para extraer actividades para las clases. La jornada terminó con la entrega de los certificados de formación.

La experiencia ha sido muy beneficiosa.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí