Tomellosa, Ayuntamiento de Tomellosa
Imagen: Cultura Castilla-La Mancha

En un lugar de Castilla-La Mancha, y con un nombre que nos suena bastante, encontramos una localidad que, de manera informal, podríamos llamar la “mujer” de Tomelloso: Tomellosa. ¿Qué probabilidades había de que un lugar con un nombre como este estuviera también dentro de Castilla-La Mancha?

Tomellosa es una pedanía del municipio de Brihuega, ubicado en Guadalajara. Perteneciente a la comarca de La Alcarria y con tan solo 59 habitantes (según datos del INE de 2009), se encuentra a 16 Kms de Brihuega, un municipio conocido por sus largos campos de lavanda, especialmente recomendados como visita turística durante el mes de julio, época en la que su floración se encuentra en todo su esplendor.

El nombre de ambas localidades no es mera casualidad, puesto que el origen del mismo se debe a los campos de tomillos que rodean tanto a Tomellosa como a Tomelloso. Esto explicaría que compartan un nombre tan parecido, pero, además de su denominación, ¿comparten algo más en común estas dos zonas castellano-manchegas?

Tomellosa no cuenta con un gran número de calles, al tratarse de una pedanía de pequeño tamaño, pero tiene la particularidad de que dos de ellas reciben el nombre de “Bajada de las Cuevas” y “Bajada Bodegas”, y si algo tiene precisamente Tomelloso son Cuevas y bodegas.

PEQUEÑO CASCO HISTÓRICO DE TOMELLOSA

Más allá de estos pequeños detalles, y como todo buen pueblo de Castilla-La Mancha, su interés turístico lo componen tres elementos clave de todo casco histórico: una Iglesia parroquial (un ejemplar del siglo XVI), el edificio del Ayuntamiento (declarado Bien de Interés Cultural y construido a finales del siglo XVI o principio del siglo XVII) y su Plaza Mayor.

Cabe mencionar que si bien la primera referencia escrita que menciona Tomellosa se remonta a octubre de 1234, el año 1086 fue clave en su historia, puesto que fue entonces, con la Reconquista cristiana, cuando Alfonso VI la libera del dominio musulmán y cede Brihuega y Tomellosa al arzobispo de Toledo. No sería hasta el año 1579 cuando la pedanía pasaría a tener jurisdicción propia.

En cuanto a la geografía que la rodea, Tomellosa se encuentra ubicada en el valle del río Tajuña, el segundo río de mayor longitud de la cuenca del Tajo. A unos 831 metros de altitud, frente a los 662 metros de Tomelloso, la pedanía esconde un paraje espectacular situado en una ladera a mitad de camino en la carretera que se dirige hasta Balconete: La Quebrada.

Partiendo de la calle principal de Tomellosa, La Quebrada es un lugar que puede contemplarse tras una ruta de senderismo de unos 8 Kms, lo que supone entre 2 horas y 2 horas y media de recorrido (de baja dificultad). De hecho, para aquellos interesados en descubrir esta zona entre los meses de agosto y septiembre, podrán ver durante la ruta ejemplares de girasoles y olivos.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Una vez terminado el recorrido, aparece ante nuestros ojos La Quebrada, un pequeño acantilado fruto del derrumbe de las rocas al que poder asomarse para ver las vistas de Tomellosa y del Valle del Tajuña. Sin embargo, su gran altitud invita a ir con precaución, especialmente si se viaja con niños o animales.

En definitiva, a Tomelloso y Tomellosa les une más un nombre que cualquier otro tipo de similitud. Tomelloso destaca más por sus viñedos y planicie y Tomellosa por su producción de miel y sus ondulaciones, pero lo que sí es cierto es que, ahora que sabemos de su existencia, habrá que tener cuidado a la hora de escribir nuestra dirección postal, por si acaso terminemos enviando ese pedido de Amazon a la otra punta de la región.

Santiago Apóstol



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí