La constelación de Estrellas Michelin de Castilla-La Mancha se ha ensanchado tras la gala de este martes en Toledo, donde se ha desvelado que tres nuevos restaurantes se cuelan entre los más grandes para la prestigiosa guía.

Son Oba-, el proyecto de Javier Sanz y Javier Sahuquillo tras Cañitas Maite en Casas Ibáñez (Albacete), que además se lleva para la localidad albaceteña la primera Estrella Verde de un restaurante castellanomanchego; Ababol, de Juan Monteagudo, ubicado en Albacete capital; y Ancestral, de Víctor Infantes, que ha hecho a su cocina manchega merecedora de esta distinción en la localidad de Illescas.

La cruz para Castilla-La Mancha ha sido para Jesús Segura, que tras mudarse de su restaurante estrellado Trivio en la capital conquense hasta su proyecto más personal en Casas Colgadas y Casa de la Sirena se ha dejado la Estrella por el camino.

Castilla-La Mancha, además de estas tres estrellas, luce ahora un total de 13 en 11 restaurantes. Con las distinciones de este martes, Albacete suma tres restaurantes y cuatro Estrellas, ya que a los que hoy la estrenan hay que sumar a Maralba (Almansa), de Fran Martínez.

ACREDITA
Advertisement

Toledo, con la Estrella que luce desde hoy en Illescas, suma otras cinco, contando con las dos de Iván Cerdeño en su restaurante homónimo; la de Pepe Rodríguez en El Bohío, también en Illescas; y la de Carlos Maldonado en Raíces (Talavera de la Reina).

Guadalajara tiene, por su parte, otras dos Estrellas, las dos en Sigüenza, concretamente en El Doncel de Enrique Pérez y en El Molino de Alcuneza de Samuel Moreno; mientras que Ciudad Real atesora otras dos, en la figura de Miguel Ángel Expósito en Retama y de José Antonio Medina en El Coto de Quevedo. Con la salida de Jesús Segura de la lista, Cuenca se queda seis años después sin Estrella Michelin.

Inma Delgado Fotografía New Born



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí