Castilla la Mancha es una de las 17 comunidades autónomas de España. Situada en el corazón del país, está llena de lugares encantadores y de magníficos monumentos históricos. Su clima templado, sus paisajes espectaculares y sus contrastes la convierten en una de las regiones más populares y visitadas de España. También famosa por ser el escenario del Quijote de Miguel de Cervantes, Castilla la Mancha ofrece un patrimonio inmenso. Descubre las etapas imprescindibles de un viaje por esta región. 

1. La ciudad de Toledo 

Conocida como la Ciudad de las Tres Culturas por sus influencias judías, musulmanes y cristianas, la ciudad de Toledo es la capital de la comunidad de Castilla la Mancha y de su provincia homónima. Forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO desde 1986. La ciudad alberga lugares increíbles como la Puerta de Bisagra, el Palacio Arzobispal, la Catedral, la Sinagoga del Tránsito, el Monasterio franciscano de San Juan de los Reyes, y muy cerca de la ciudad, las Barrancas de Burujón y los miradores del Cambrón y de los Enebros.

Entre Historia y modernismo, la ciudad de Toledo también es una ciudad del ocio. Cuenta con varios centros de juego, como el famoso Bingo Casino. En tiempos en los que todos los juegos de casino, como el póker o la ruleta en vivo, pueden jugarse también en línea, el casino tradicional constituye un signo de lujo y riqueza.  En Toledo también encontrará muchas salas de escape, talleres de actividades manuales (como la pintura o la cerámica) y salas de cine. 

2. La ciudad de Guadalajara y el Palacio del Infantado

Guadalajara fue fundada por los árabes entre los siglos VIII y IX. Reconquistada por los cristianos en el siglo XIV, la ciudad beneficia de las dos influencias. Construido en este mismo siglo por la familia Mendoza (que desempeñó un papel importante durante la Reconquista de la península ibérica por los Reyes Católicos), el Palacio del Infantado es uno de los más bellos conservatorios de la región. En su origen, la estructura arquitectónica del edificio era típicamente gótica pero el palacio fue reconstruido a finales del siglo XV en estilo renacentista y renovado en el siglo XIX. En la actualidad alberga el Museo de Guadalajara donde se exponen ilustraciones, pinturas y frescos que testimonian el esplendor de aquellas épocas.

2 – El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel es un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza. Inscrito en la lista de los Humedales de Importancia Internacional, alberga una gran variedad de pájaros y animales, hasta los más raros en Europa. Con su cámara tendrá la posibilidad de observar y capturar esos momentos fuera del tiempo en uno de los paisajes más fascinantes de España. Para respetar al ecosistema, se ha construido una pasarela de madera a lo largo del parque. ¡Sólo tendrá que seguir el camino!

DO La Mancha

3- Los 12 molinos del Cerro Calderico

Si conoce la famosa e inmortal obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, no se puede perder los doces molinos tradicionales del Cerro Calderico. Situados en el pueblo de Consuegra, se conservan y permanecen una atracción imprescindible de la región. Estos molinos inspiraron a Miguel de Cervantes el famoso episodio de la lucha de los gigantes. De hecho, hoy en día, los nombres de los molinos están sacados de la obra. El «Sancho» acoge cada año, a finales de octubre, la famosa Fiesta de la Rosa del Azafrán.

AQUALIA

4 – Las Casas Colgadas de Cuenca

La ciudad medieval amurallada de Cuenca se sitúa encima de la cornisa de la Hoz del Huécar y forma parte del Patrimonio de la Humanidad también. Sus Casas Colgadas, también llamadas Casas Voladas o Casas del Rey, de estilo gótico, conservan diversos objetos y elementos originales de la zona.

Inma Delgado Fotografía New Born



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí