Cielos despejados para ver las estrellas, pero sin tener que levantarte de la cama. La paz y la tranquilidad del entorno rural, pero teniendo todas las comodidades. En resumen, tener la oportunidad de irte de acampada pero sin renunciar al lujo. Esta es la experiencia que ofrecen los hoteles burbuja.

Desde hace varios años, los hoteles burbuja se han convertido en un destino ideal para aquellos que quieren vivir una experiencia diferente en plena naturaleza. Uniendo glamour y camping, lo que se conoce como “glamping”, estos hoteles transparentes permiten combinar la cercanía del entorno con la intimidad del mundo rural.

Además, su estructura no contamina, lo que les convierte en un destino favorable con el medioambiente. Eso sí, vivir esta experiencia no está al alcance de todos, puesto que alojarse en este tipo de hoteles puede costar más de 200 euros la noche.

6 HOTELES BURBUJA EN CASTILLA-LA MANCHA

Castilla-La Mancha es una región cuyo sector turístico tiene mucho que aportar. Hoy, dejamos a un lado todos los míticos lugares por descubrir para centrarnos en vivir de lujo en el entorno rural con los 6 hoteles burbujas que puedes encontrar en la región:

MILUNA, OPEN NATURE ROOMS (Hormigos, Toledo)

“El contraste entre lo más íntimo y lo más salvaje”. Así es como se presenta en su página web este hotel ubicado en el municipio toledano de Hormigos, a unos 90 kilómetros de Madrid. El establecimiento cuenta con tres tipos de suites, a cada cual más lujosa que la anterior, en parcelas de 200 m² y con tamaños de 30, 35 y 40 m².

En todas y cada una de ellas podrás disfrutar de la visión de las estrellas en una cama principal, acompañada de un baño privado y un jardín rodeado de vegetación para preservar la intimidad. A medida que subimos la categoría de lujo en la suite, se añaden elementos como una bañera de hidromasaje, minibar o incluso plantas aromáticas.

“Miluna” no solo ofrece este tipo de alojamiento, sino que además cuenta con un servicio de masajes y un restaurante. Asimismo, recomiendan la visita a zonas cercanas, como las Barrancas de Burujón, El Bosque Encantado o las Cuevas del Cerro del Águila, así como la realización de catas de vino y aceites del alrededor.

El precio final de la estancia puede variar en función de la época del año, pero vivir esta experiencia en “Miluna” tiene un coste que ronda entre los 249 y los 429 euros la noche (precio para dos personas, con desayuno incluido).

HOTEL ZIELO LAS BEATAS (Villahermosa, Ciudad Real)

Ubicado entre Ciudad Real y Albacete, y a medio camino entre Madrid y Valencia, el Hotel Zielo Las Beatas es otra de las alternativas para unir camping y lujo en Castilla-La Mancha, y está abierto durante todos los días del año (salvo causas de fuerza mayor).

En esta ocasión, las instalaciones ofrecen dos tipos de habitaciones, ambas con una burbuja de unos 20 m² y una parcela privada de 200 m², con una puerta y cercada con un brezo para garantizar la intimidad de los huéspedes.

AQUALIA

Ambas habitaciones están equipadas con aseo, visibilidad de entre 280 y 360 grados, telescopio, temperatura climatizada en el interior de la burbuja, cama de 1,80 m² y comodidades como albornoz o zapatillas. El establecimiento ofrece también otro tipo de servicios, como restaurante, cenas íntimas, sesiones de jacuzzi-spa, personalización de las habitaciones o incluso organización de pedidas de mano.

Finalmente, el precio dependerá de la habitación escogida y de los servicios adicionales, pero el coste en este hotel probablemente no bajará de los 245 euros la noche.

EL AVISTADOR (Montes de Toledo)

“Estar totalmente aislados y no escuchar el tráfico de la urbe constantemente”. Así describe una de las reseñas de los huéspedes su estancia en este Domo ubicado a pocos metros del inicio de la sierra. A unos 33 kilómetros de Toledo, una cúpula de madera íntegra con un inmenso ventanal se abre camino en medio de la naturaleza. Aunque no es exactamente un hotel burbuja, su arquitectura de casa-cúpula puede aportar una experiencia similar.

Encinas, jaras, pinos, retamas, cantueso y flora autóctona rodean el alojamiento para convertirlo en un lugar idílico para desconectar y descansar. Situado en Mazarambroz, el establecimiento ofrece alojamiento con piscina compartida, patio y vistas al jardín. Al igual que ocurre en casos anteriores, las fincas (que cuentan con 1 dormitorio, 1 baño con ducha, zona de estar y cocina con microondas), están valladas para preservar la intimidad de los huéspedes.

Cabe mencionar que, además del alojamiento, los visitantes pueden relajarse en el jardín, hacer uso de la zona de barbacoa y disfrutar de rutas de senderismo por la montaña o de bicicleta. De hecho, ‘El Avistador’ ofrece bicicletas de montaña gratis para este fin. Próximo a la finca podemos encontrar el arroyo Guajaraz, con amplia arboleda y aves rapaces.

A diferencia de otros establecimientos de este tipo, se aceptan mascotas sin ningún coste adicional. Además, su precio es más económico que los ejemplos anteriores, con una media de unos 120 euros la noche.

Seguros Soliss

HOTEL BURBUJA ANTISATURNO (Ablanque, Guadalajara)

Cambiamos de nuevo de provincia para llegar hasta Ablanque. El Burbuja AntiSaturno – Glamping Alto Tajo se encuentra a 40 km de Sigüenza, a 29 km de Molina de Aragón y a 35 km de Medinaceli. En pie desde julio de 2021, ofrece una única burbuja hotel, garantizando una vez más la intimidad de sus huéspedes.

Esta finca privada, pensada para 2 personas, cuenta con piscina exterior, jardín, jacuzzi, aire acondicionado, parking de uso individual y wifi gratuita. Asimismo, el establecimiento ofrece también otras comodidades, como bañera de hidromasaje o bar. Eso sí, hay que tener en cuenta que estas dos últimas, junto a la piscina exterior, no se encuentran abiertas durante todo el año, sino que estarán sujetas a la temporada.

A todo lo anterior hay que sumar la disposición de un apartamento situado junto a la burbuja para poder cenar cómodamente, que cuenta incluso con una chimenea que aprovechar en pleno invierno.

Todo ello, en un lugar de ensueño que se ubica dentro del Parque Natural del Alto Tajo, con los cielos más oscuros de toda Europa Occidental después de Canarias, además de estar acompañado por numerosas rutas de naturaleza y zonas de baño en los ríos. En esta ocasión, el precio medio por noche se sitúa por encima de los 325 euros.

EL TORIL GLAMPING EXPERIENCE (Velada, Toledo)

En pleno Valle del Tiétar y en las faldas de la Sierra de Gredos. Hasta aquí debemos desplazarnos para llegar a “El Toril”, un proyecto que une el camping y el lujo. A pesar de que esta empresa ofrece servicios de distinto tipo, como retiros o celebraciones grupales, hoy nos centraremos en sus “Sky Bubbles”.

“El contacto más directo con el cielo y la naturaleza que te hará reflexionar”, describen en su página web, y precisamente en esta línea de reflexión, han nombrado sus habitaciones en honor a dos conocidos filósofos de la historia: Platón y Epicuro. En ambos casos, ofrecen a sus huéspedes una finca privada en un entorno rural con más de 300 años de historia.

Entre las comodidades de este lugar, se encuentran una ducha con vistas al cielo, aire acondicionado, bañera con hidromasaje exterior, cama grande y wifi, todo ello pensado para dos personas.

Una experiencia de lujo que nos vuelve a acercar a la naturaleza, y en esta ocasión por un precio variable, aunque por encima de los 300 euros la noche.

ALOJAMIENTO RURAL CIELO BONITO (Carboneras de Guadazaón, Cuenca)

Terminamos el repaso de hoy trasladándonos hasta el primer hotel burbuja de la provincia de Cuenca: Alojamiento Rural Cielo Bonito. Ubicado en la zona oriental de la Sierra de Los Palancares, en la Serranía de Cuenca, y como su propio nombre indica, este establecimiento permite unir el camping y sus vistas al cielo con las comodidades que ofrece una habitación de hotel.

A tan solo 30 minutos de la capital conquense, y en medio de la zona más rural de la provincia, encontramos esta bonita finca con dos suites burbuja rodeadas de naturaleza. Además, a otros 30 minutos en coche es posible visitar las conocidas Chorreras del Cabriel, un paraje natural formado por lagunas, saltos y cascadas, y que cada verano se convierte en punto de referencia para visitantes. A tan solo 10 minutos, también se puede visitar Las Coberteras de Pajaroncillo.

Una habitación con cama grande, baño, jacuzzi privado climatizado y vistas constantes al exterior conforman esta experiencia de lujo. Asimismo, y para aquellos interesados, cabe mencionar que el establecimiento admite mascotas.

Vivir esta experiencia de ensueño en plena Serranía de Cuenca tiene un coste que ronda entre los 230-290 euros la noche.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí