Castilla-La Mancha ha celebrado su acto institucional en su Día de la Región, que este año coincidía con los 40 años de aprobación de su Estatuto de Autonomía, en un acto en el que las distintas administraciones han cerrado filas para reivindicar el papel de centralidad de la Comunidad Autónoma; sacar pecho por la construcción de una identidad propia durante cuatro décadas; poniendo en valor su breve historia como motor de la evolución en todos los ámbitos; y con la vista puesta en seguir creciendo en el corto y medio plazo.

Empezaba el acto pasadas las 10.40 horas de la mañana con la ‘Canción del Sembrador’ –de Jacinto Guerrero–, de la zarzuela La Rosa del Azafrán, en su día propuesta como himno de Castilla-La Mancha, idea que nunca cristalizó, pues la Comunidad Autónoma sigue sin canción oficial por falta de acuerdo pese a que en el artículo 5 del Estatuto de Autonomía ya se recogía que la Comunidad Autónoma tendría que decidir unos versos representativos.

‘Vuela la simiente de mi puño / cae sobre la tierra removida / siente la caricia del terruño / y abre sus entrañas a la vida’, sonaba desde las tablas del Pedro Almodóvar a cargo de los Amigos de la Zarzuela de La Solana antes de arrancar un acto presentado por la periodista Mariló Leal, de Castilla-La Mancha Media en el que se ha querido tener un recuerdo especial para Luisa, la última mujer asesinada por su pareja en la Comunidad Autónoma; y Juan Ramón Levia, queridísimo periodista rodense afincado en la Ciudad Minera que fallecía la pasada semana.

Adolfo Muñiz, alcalde de Puertollano, abría fuego como primera autoridad en tomar la palabra con una intervención en la que ha querido poner en valor la situación «privilegiada» de Castilla-La Mancha y aludir por primera vez en el acto al Quijote: «El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho», ha relatado Muñiz antes de defender que la región «es solidaridad, cohesión social, gastronomía, tapeo, aceite, azafrán, queso manchego… y tierra de viñedos».

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha asegurado por su parte que es un «orgullo» poder celebrar hoy el Día de Castilla-La Mancha desde cualquier rincón de la región, pero hoy lo hacemos en Puertollano, «una ciudad con gran pasado y en clara remontada y con un futuro prometedor», ha recalcado Bellido, quien ha reivindicado que Castilla-La Mancha fue «una tierra de paso» y hoy «somos una tierra de la que nadie puede pasar». «Somos dueños de nuestro propio destino, pero sabemos que compartimos destino con España, un estado unitario y no plurinacional como algunos afirman».

Tras la proyección del vídeo y la entrega de premios a los merecedores de las Placas al Mérito Regional, el acto daba paso a la actuación de Pablo Moreno, que siendo profeta en su tierra ha interpretado con su piano su tema ‘No me queda suelto’ para levantar a todo el teatro en una gran ovación.

Picazo de Nova / TurboSeguros

PREMIADOS

Era el preludio del vídeo que mostraba a los nuevos Hijos Adoptivos y Predilectos de Castilla-La Mancha como paso previo a la entrega de reconocimientos, segundo acto que continuado con la actuación del Grupo Alhambra, creado en torno a la figura de Antonio Belmonte, con Trastorno del Espectro Autista, y que ha ofrecido tres versiones al público, desde ‘Volaré’ hasta ‘Libre’ pasando por ‘El ritmo del garaje’ de Loquillo.

El concierto precedía a uno de los momentos más especiales de la gala, la entrega de Medallas de Oro a Ángela Vallvey y Eugenia Silva, ciudadrealeña y toledana que han presumido por el «honor» que para ambas supone una distinción de este calibre.

Ángela Vallvey y Eugenia Silva han sido solo dos de los 32 distinguidos en este acto institucional. Manuel Amador, Antonio Belmonte, Roberto Brasero, Lorenzo Díaz, Daniel Fernández, Fernando Fernández Gaitán, Tomás Fernando Flores, Marián García, Elena Manjavacas y Miguel Ángel Moset –a título póstumo– son desde este martes Hijos Predilectos de Castilla-La Mancha.

Además, Philippe de Villiers, José María Alaña, José Álvarez, Usman Garuba y Manuel Molés ostentan desde ahora el título de Hijo Adoptivo de la Comunidad Autónoma.

En cuanto a las Placas de Reconocimiento al Mérito Regional, han sido merecedores de la misma Aldeas Infantiles de Cuenca, Almacenes Jarlins, la Archicofradía de Nuestra Señora de Cortes de Alcaraz, el Centro Nacional del Hidrógeno, Adriana Cerezo Iglesias, la DO Miel de la Alcarria, la DO Queso Manchego y Fátima Gismero.

También el Grupo Tello, María José Moreno Sánchez, Francisca Muñoz Oliver, Quesos García Baquero, el restaurante Cañitas Maite, el restaurante Coto Quevedo y Aitor Saraiba han recibido galardón.

AQUALIA

GARCÍA-PAGE: CENTRALIDAD Y CASTELLANO

El punto final tras la entrega de premios lo ponía el presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien durante su discurso, que no ha contado con ningún anuncio de relumbrón como suele ser habitual, ha tenido momentos para poner en valor a Castilla-La Mancha como tierra de centralidad; y a él y a sus antecesores, José Bono y José María Barreda, como líderes regionalistas por delante del PSOE.

En una alocución plagada de ejemplos de cómo ha crecido Castilla-La Mancha desde que aprobara hace 40 años su Carta Magna, García-Page sí ha tenido tiempo para anunciar que su Gobierno planteará una normativa que venga a conseguir que el idioma no penalice a aspirantes que solo hablen castellano en procesos de acceso a plazas públicas en otras comunidades autónomas con más de una lengua oficial.

Tras preguntarse «cómo se puede contribuir a que España vaya mejor», ha dado la respuesta de que se conseguirá «haciendo que le vaya bien a Castilla-La Mancha», algo que «reforzará la capacidad de un país que no tendrá que discutir lo que es».

Aquí ha avisado de que, por Constitución, «nadie tiene privilegios», criticando expresamente a las regiones que «han usado banderas para echárselas unos a otros». «Pero aquí somos gente sencilla».

DO La Mancha

VOX Y PODEMOS, AL MARGEN DEL ACTO

También ha habido tiempo para el plano más político al margen del institucional. Momentos antes de que se iniciara el acto han ido llegando los invitados en un ambiente festivo y de hermandad, entre saludos y abrazos. Ha dominado la cordialidad entre la nube de concejales, representantes institucionales y diputados provinciales, regionales y nacionales de distinto signo político que se han dado cita en el abarrotado recibidor del auditorio Pedro Almodóvar.

La ausencia más comentada en las conversaciones de pasillo ha sido la de Vox, cuyos cargos esperan recibir también en la mañana de este martes al diputado nacional y portavoz en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, en la Fuente Agria, a 600 metros del auditorio. También se echaba en falta la representación de Podemos, que ha organizado un acto paralelo en Toledo.

El propio García-Page hacía referencia a la ausencia de los extremos para reivindicar la centralidad de la región. «Si quieren hacer región, este es el sitio, desde el respeto», ha indicado antes de saludar expresamente a Partido Popular y Ciudadanos, encabezados por sus líderes, Paco Núñez y Carmen Picazo.

PP Y CS, PRESENTES

Quienes sí han estado presentes han sido los líderes de PP y Ciudadanos, Paco Núñez y Carmen Picazo, que antes de que arrancara el acto se han mostrado muy críticos con la situación actual de Castilla-La Mancha y el papel del Gobierno autonómico.

Así, Picazo ha reivindicado una región «de primera» y ha remarcado que «nadie tiene más derechos por haber nacido en un determinado territorio», cargando contra el espíritu de «plurinacionalidad» que a su juicio exhiben PP y PSOE.

De su lado, Paco Núñez ha felicitado a todos los castellanomanchegos, destacando que la región es una tierra «rica y diversa». «Diversa porque tiene cinco provincias muy diferentes y rica porque ricas son sus gentes».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí