La viceconsejera de Servicios y Prestaciones Sociales del Gobierno regional, Guadalupe Martín, ha apuntado que en torno al 15 por ciento de las personas acogidas en la región procedentes de Ucrania han decidido volver a su país.

Así lo ha explicado Martín este miércoles a preguntas de los medios antes de la celebración en Toledo de la reunión de la Comisión Regional de Respuesta Integral para la Emergencia en Ucrania (Crriemu), explicando que estos datos proceden de las diferentes entidades involucradas en el sistema de acogida de los refugiados ucranianos.

La viceconsejera ha comentado también que, de igual manera, existen familias que llegaron a España y, concretamente, a Castilla-La Mancha en una situación de emergencia y que ahora se están derivando a otros países en los que tienen familiares de contacto.

Así, los datos a día de hoy indican que han llegado a Castilla-La Mancha y han sido acreditados 2.328 refugiados procedentes de Ucrania, teniendo únicamente a 11 personas esperando a ser acreditadas. De igual manera, ha destacado la «extraordinaria respuesta» de la Consejería de Sanidad, que ya ha entregado a estas personas 2.224 tarjetas sanitarias, 923 de ellas a menores de 15 años. En cuanto a los servicios sociales, 1.317 personas han sido atendidas.

Respecto a la escolarización, Guadalupe Martín ha detallado que han sido escolarizados 777 jóvenes procedentes de Ucrania, un índice que ha calificado de «bastante bueno», sobre todo en educación Primaria, aunque ha reconocido que en Secundaria y sobre todo en FP «cuesta un poco más de trabajo su integración en el sistema.

Estos problemas vienen derivados, ha abundado, especialmente por las especialidades concretas de FP que estos alumnos estaban cursando en Ucrania. Por ello, ha abogado por «favorecer que se integren también en nuestros centros educativos».

En este punto, ha recordado que hay un programa de contratación de personal de apoyo y además se están llevando a cabo adaptaciones curriculares con incluso la elaboración de diccionarios español-ucraniano con frases hechas que están aprendiendo tanto los alumnos locales como los llegados desde Ucrania. «Está habiendo un intercambio de conocimiento que está siendo muy positivo para todos y los chicos son muy receptivos y están aprendiendo el idioma con muchísima facilidad», ha señalado.

RENUNCIAS EN ACOGIDA «POR AGOTAMIENTO»

Por otra parte, Guadalupe Martín ha reconocido que algunas de las familias que acogieron a refugiados ucranianos por una vía no formal están renunciado a ello «por agotamiento», aunque ha recordado que la red primaria de los servicios sociales está atendiendo «con absoluta normalidad» a todas las personas que llegaron por vía no formal y recurren a ellos.

«Ese entendimiento de la solidaridad moviliza mucho pero la convivencia puede tener sus tensiones», ha explicado.

Finalmente, la viceconsejera ha citado también una «inquietud» que les ha hecho llegar la Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla-La Mancha sobre la posibilidad de que se den situaciones de «no buen trato» a personas de diferentes minorías étnicas procedentes de Ucrania, como es el caso de la población gitana.

En cualquier caso, ha asegurado que hasta ahora no se ha detectado en la Comunidad Autónoma ninguna situación en este sentido pero ha aseverado que desde el Gobierno regional se dará «la mejor respuesta» si se encuentran casos de este tipo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí