La directora del Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha, Pilar Callado, se ha hecho eco de los datos de la Delegación del Gobierno para confirmar que existen cinco denuncias por pinchazos a mujeres en la región y que en ninguno de los casos se ha detectado indicios de agresiones sexuales ni restos de droga.

Callado ha condenado sin paliativos, en nombre del Gobierno regional, las agresiones que, con droga o sin ella, suponen los pinchazos a mujeres, que «les hace salir con miedo y el miedo es el peor enemigo de la libertad».

Santiago Apóstol

Sin embargo, ha insistido en que estos pinchazos, aunque sean «bromas macabras», son agresiones y están penadas, independientemente de que se inocule droga o no o de que se produzca una agresión sexual, ha informado la Junta en nota de prensa.

Por ello, Callado ha explicado que el Gobierno regional trabaja para actualizar el protocolo de sumisión química existente a la realidad actual. «Estamos trabajando desde la Coordinación Regional de Urgencias y las personas responsables de Urgencias hospitalarias, junto con responsables de la Consejería de Igualdad y el Instituto de la Mujer, con el objetivo de ser lo más eficaces posible en la atención y respuesta ante estas situaciones. Es posible que el trabajo quede concluido esta semana».

En cualquier caso, Pilar Callado ha hecho una llamada a la tranquilidad y ha animado a las personas jóvenes a disfrutar de las fiestas con responsabilidad y respeto.

Finalmente, ha recordado que los 84 Centros de la Mujer y el resto de instituciones públicas y sanitarias dependientes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha están a disposición de todas las mujeres víctimas para el asesoramiento necesario.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí