La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha valorado positivamente las medidas recogidas en el Plan Nacional de Respuesta a la Guerra de Ucrania para paliar las consecuencias del conflicto en el sector primario, con bonificaciones de 20 céntimos por litro el precio del combustible, ayudas directas a los ganaderos de leche o la activación del fondo de crisis de la Política Agraria Común.

«Son unas medidas acordes a las dificultades que atravesamos», ha asegurado el secretario general de UPA en la región, Julián Morcillo, que ha destacado el esfuerzo económico realizado desde las administraciones. «No conocemos una apuesta con un presupuesto tan importante como ésta».

En la pasada crisis del veto ruso, cuando desaparecieron los derechos de la cuota láctea, la cantidad que se destinó fue de 45 millones de euros, pero tal y como ha recordado, hoy «solo para la leche, se habilitan 169 millones de euros, y todavía quedan más partidas para otros sectores aún por determinar».

En este sentido, Morcillo ha detallado algunas de las líneas que desde la organización consideran «claves» para la recuperación del campo.

Destaca el montante que se destinará a los sectores más afectados por esta crisis, con una partida que asciende hasta los 193,47 millones de euros, gracias al incremento de los fondos de reserva de crisis de la PAC y la autorización para que los gobiernos aumenten esta ayuda en un 200 por cien.

Asimismo, se ha referido a las ayudas directas para los ganaderos de leche, con 169 millones de euros, 124 millones para vacuno, 32,3 para ovino y 12,7 millones para caprino, percibiendo una cuantía máxima de 35.000 euros por explotación, y a la reducción de 20 céntimos por litro de combustible para los próximos tres meses, lo que supondrá, según el secretario regional, una rebaja para el sector de 78 millones de euros.

Medidas que se aplicarán «con urgencia», con el objetivo de que sean efectivas en abril-mayo, siguiendo el mismo procedimiento que con la PAC.

MÁS INICIATIVAS

Del mismo lado, Morcillo ha explicado otras iniciativas también encaminadas a aliviar la situación de agricultores y ganaderos, como la flexibilización de las normas de la PAC, que este año permitirán sembrar tierras que deberían dejar en barbecho, lo que implicará unos ingresos adicionales para el sector de 300 millones de euros, o la devolución del IVI de rústica, a raíz del Real Decreto de Sequía.

En este contexto, Morcillo ha querido agradecer y reconocer el «paso adelante» del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en unos «momentos complicados», así como a la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, con la que, asegura, «irán de la mano» para el reparto de todas estas ayudas.

Por ello, ha indicado que desde UPA, por el momento, pararán las manifestaciones, ya que «cuando uno se moviliza es para esperar una reacción, y la reacción es esta y es acorde con la situación que estamos viviendo».

COMIENZA A HABER PIENSO A PESAR DE LA HUELGA DE TRANSPORTISTAS

Sobre las consecuencias del paro patronal del sector del transporte para el sector primario, Morcillo ha señalado que la situación «se está normalizando» y cree que si continúa como hasta ahora «dentro de poco tendremos normalidad».

Una regularización que, espera, vaya acompañada de medidas europeas de flexibilización para la importación de cereales de países como Argentina o Brasil, «para que se normalice la situación en cuanto a abastecimiento».

Igualmente, solicita que se limiten los precios, ya que «hay países pidiendo auxilio porque no tienen garantizada la alimentación para sus animales».

Morcillo ha concluido lamentando los «momentos difíciles» que ha atravesado el sector ganadero de la región con la huelga de transportistas y la guerra de Ucrania, «no sabíamos si nuestros animales tendrían alimentos, hemos ido recibiendo pienso a cuentagotas», y ha agradecido a la Conserjería el convoy de camiones de pienso que fue hasta Cartagena.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí