La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha eludido confirmar si en la agenda del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, está poner fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura. «En la agenda del Gobierno de Pedro Sánchez está terminar el tercer ciclo de planificación, que es el que estamos en estos momentos gestionando», ha explicado.

Así se ha pronunciado la ministra preguntada por el fin del trasvase durante el I Foro Económico Español ‘Castilla-La Mancha: Logros y Desafíos’, que se celebra en la ciudad de Toledo.

ACREDITA
Advertisement

En esta planificación del agua que se está haciendo, ha dicho Ribera, se tienen que tener en cuenta variables que hasta hace relativamente poco no se tenían en cuenta, como la existencia del cambio climático y cómo hay que estar preparados para extremos de sequía o de inundación.

Sobre el trasvase Tajo-Segura, ha manifestado que esta es una infraestructura que satisface necesidades de manera importante al sureste peninsular, incluidas algunas provincias de Castilla-La Mancha y «es verdad» -ha admitido- que tienen que introducirse «algunas limitaciones» que aparecen reflejadas en los planes hidrológicos y que «son complicadas», agradeciendo «mucho» el entendimiento de todos los territorios afectados.

Entre estas limitaciones ha citado el caudal ecológico en el Tajo Medio, por ejemplo, o cómo se gestiona en la cabecera del Tajo una necesidad de acceso al agua, donde también -ha afirmado- se ha hecho «un esfuerzo muy importante» desde el Gobierno de la nación, junto con el Gobierno de Castilla-La Mancha, para asegurar que los pequeños municipios en cabecera del Tajo puedan encontrar una estabilidad mayor. También ha advertido de que «la falta de un sistema de depuración suficiente» en Madrid y la aglomeración de Madrid «genera problemas de calidad de agua» a su paso por Toledo.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí