El PSOE ha confiado este jueves en que cada vez haya menos trasvases del Tajo al Segura y en que el PP de Paco Núñez sea «leal» a los intereses de Castilla-La Mancha.

Así se ha pronunciado el portavoz de Empleo del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Antonio Sánchez Requena, después de que el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) haya expresado su «malestar» ante la planificación hidrológica del Tajo y haya pedido el cese «inmediato» de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

«Escuchando al presidente de los regantes se demuestra que se está produciendo un cambio de tendencia y un cambio en la política hídrica», ha celebrado el diputado socialista.

Seguidamente, ha afirmado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha tenido claro desde siempre que había que defender los intereses de la región porque «si el agua es un elemento de riqueza y de vida, ésta tiene que estar donde nace y no trasvasarla para que se transforme en riqueza en otros territorios».

Ha defendido que García-Page impulsó el pacto por el agua «como un elemento de fuerza de la propia región y no de un partido ni de otro», un pacto al que, según ha recordado, se sumó el PP. «No hay que sumarse solo de firma, sino que hay cumplir los pactos», ha advertido a los ‘populares’.

Dicho esto, ha comentado que «ahora se trasvasa menos agua de la que se trasvasaba antes, a pesar de las traiciones y las pocas ayudas del PP». «Es una buena noticia que cada vez haya menos trasvases, que se aumenten los caudales ecológicos y que exista la sensación en el Levante de que Castilla-La Mancha está ganando la batalla», ha apostillado.

Inma Delgado Fotografía New Born



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí