Productores de Toledo y Castilla-La Mancha han pedido este martes que se establezcan servicios mínimos en la alimentación animal y que sea considerada un bien de primera necesidad ante la huelga de transportes; al tiempo que han solicitado a las administraciones soluciones urgentes porque los animales de sus granjas se están muriendo y la situación «es desesperada».

Así lo han indicado en rueda de prensa el gerente de Asprovac, Álvaro Muñoz; el presidente de Avicam, Francisco Olivares; el director gerente de Argaporc, Tomás Recio; el representante de la Asociación de Fabricantes de Pienso de la provincia, Mario Contento; la presidenta provincial de Asaja, Blanca Corroto; y el secretario general de Fedeto, Manuel Madruga.

Madruga ha señalado que la situación es «totalmente insostenible» y para todos estos sectores «es agónica», a lo que ha añadido que no se da la importancia necesaria y que la soluciones que se están llevando hasta el momentos «son parches». «No sabemos por qué aquí no actúa nadie para abastecer a este tipo de empresas».

Tras mostrar su respeto a la huelga de los transportistas y señalar que no quieren criminalizar a nade ni hacer a nadie responsable de la situación, más allá de los piquetes violentos que están teniendo lugar, el secretario general de Fedeto ha apuntado que la huelga es ahora un paro de carácter patronal por lo que espera que ahora haya servicios mínimos.

«El problema es que no ha llegado casi nada de pienso a Castilla-La Mancha, sobre el diez por ciento y poco más», ha indicado, para subrayar que hay un «desabastecimiento absoluto» y que el stock de seguridad se ha acabado por lo que los animales no tienen comida que comer y hay «riesgo» no solo de que se mueran sino también para el abastecimiento en el sector de la alimentación.

Ha ejemplificado así la situación «caótica» de la ganadería con animales a punto de morir y mataderos con carne procesada sin poder salir, unido a que no se están retirando los productos orgánicos y el consecuente «problema grave» para la salud que estos genera.

Bajo su punto de vista, «desde el minuto uno» el Ministerio de Interior debería haber dado la importancia necesaria a la huelga y haber protegido «todas» las rutas de transporte y los puertos, «algo que no se ha hecho». «Se ha puesto de perfil igual que el de Hacienda, que ha mirado para otro lado diciendo que las medidas las van a tomar a partir del día 29; mientras que el Ministerio de Transporte ha divido más al sector con sus propuestas».

«Alguien tendrá que indemnizar porque si hay piquetes con violencia y el Ministerio de Interior no protege, deberán asumir responsabilidades e indemnizar», ha solicitado Madruga, quien ha lamentado que el Gobierno haya querido evitar la foto de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado evitando la huelga y se vaya a encontrar con la foto de los supermercados desabastecidos.

EL MINISTERIO COMO «UN FLORERO»

De su lado, la secretaria provincial de Asaja, y vicepresidenta regional de la organización, Blanca Corroto, ha afirmado que el Ministerio del Interior ha sido «como un florero» afirmando que si se hubiera actuado desde la semana pasada no se hubiera llegado a la situación actual.

Pese a que ha dicho que hay convoyes que están llegando gracias a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ha afirmado que es «insuficiente». «Si hubiera más seguridad, se podrían unir más empresas de transporte pero el miedo es libre y la gente está asustada», ha afirmado.

Vinícola de Tomelloso

Es por ello por lo que la responsable de Asaja ha solicitado tranquilidad para las empresas de transportes y se ha preguntado cómo no se ha tratado la alimentación animal como un bien de primera necesidad y un servicio mínimo.

El representante de la Asociación de Fabricantes de Pienso de la provincia, Mario Contento, ha puesto de manifiesto que donde se ve toda esta problemática en las granjas y que es allí donde los animales se están muriendo. «Hay que concienciar a la gente», ha dicho, para afirmar que el delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, «se ha lavado las manos».

Inma Delgado Fotografía New Born

¿Qué esperemos al día 29 y que se mueran los animales?», se ha preguntado, para decir que no quieren hacer «una guerra» contra los camioneros porque lo que reclaman es legítimo y que convocar manifestaciones no es la solución sino que se afronten los problemas.

No obstante, a preguntas de los medios no ha descartado que si no se da una solución a este problema entre este martes y este miércoles se movilice a los agricultores. «Hay que tomar una solución ya», ha zanjado.

Bogas Bus

Por su parte, Urbano Herrero de Asoprovac ha dicho que este problema que se da en Toledo se puede extender a Castilla-La Mancha y a todo el territorio nacional. «Nuestros animales empiezan a morir, hemos empezado a hacer virguerías buscando el último kilo de cebada que quedaba y nadie ha hecho absolutamente nada».

Según ha afirmado los animales no salen de las explotaciones porque ningún camión se atreve a cargar por lo que las reservas de carne se agotan y empiezan a faltar alimentos en los supermercados. «Es un problema muy gordo porque puede ser una problemática de bienestar animal, salud animal y seguridad ciudadana», ha dicho, por lo que ha pedido que se tome en serio para solucionarlo.

Picazo de Nova / TurboSeguros

SOLO EL 20% DE 1.500 TONELADAS DE PIENSO

El presidente de Avicam, Francisco Olivares, ha puesto de manifiesto que todos los días necesitan 1.500 toneladas de pienso para alimentar a las gallinas y que no está entrando ni un 20 por ciento, por lo que han tenido que organizar convoyes con camiones de las mismas empresas de los productores y pidiendo favores.

En este sentido, ha pedido que las administraciones tomen cartas en este asunto por la situación «es muy dramática».

Por último, el director gerente de Argaporc, Tomás Recio, ha resumido la situación como de «angustia», «desesperación» y «desamparo». «Cada día es un a incertidumbre y la situación en las explotaciones es límite», ha agregado.

«Apoyamos las reivindicaciones del transporte pero la huelga es un derecho, no una obligación y más en un sector como el nuestro que necesita dar de comer a los animales cada día», ha argumentado.

Preguntado por el papel de la Administración regional, Recio ha señalado que está tomando medidas y poniendo buena voluntad pero que «llega hasta donde llega» y que se trata de una cuestión que atañe al Estado de la nación. «Habla con Delegación de Gobierno e intenta coordinar convoyes pero si no hay ayuda del Gobierno nacional no se puede hacer nada», ha concluido.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí