El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este miércoles que cuando vienen los momentos difíciles la nación española «aflora sin ruidos y sin estridencias». «Mas allá de lo que discutimos hay un fondo y una base del pueblo español que hace que te sientas orgulloso».

«Cuando uno pertenece a la nación más antigua del mundo es evidente que no necesita reivindicar nada. Nos reivindicamos cuando hay parte de la sociedad española que busca la destrucción del conjunto», ha indicado desde Madrid, donde ha asistido asiste al acto de homenaje a la bandera nacional y al desfile militar con ocasión del Día de la Fiesta Nacional.

Seguros Soliss

En opinión de García-Page, la sociedad española «tiene un sustrato de fondo muy potente» y Castilla-La Mancha representa a esa media española. «No queremos el mal de los vecinos queremos un país más fuerte y un país donde nos sintamos todos cómodos en un concepto de cohesión y de igualdad de oportunidades».

«Tenemos que adaptar el concepto global de igualdad a territorio. Hay que combinar de manera equilibrada que no nos falte lo básico, acceder en igualdad de oportunidades a los servicios públicos esenciales, y al mismo tiempo mantener nuestra capacidad sin competir porque esto no es un mercado. Cohesión, sí, pero el igualitarismo y el uniformismo es imposible, por irreal».

García-Page ha opinado que el que reclama la diferencia, la desigualdad o el pluralismo «como arma arrojadiza» para tener privilegios «está enfrente de nosotros el que lo reclama como algo que compartimos entre todos los hace posible».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí