El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha cuestionado que en el contexto actual la «estabilidad política y económica» del país pueda depender de los partidos que considera «menos fiables» en la política española.

Así se ha pronunciado García-Page durante el acto inaugural de la feria nacional del vino Fenavin en Ciudad Real, en alusión al contexto político actual tras la crisis del espionaje con Pegasus, cargando contra el independentismo y asegurando que «los culpables no pueden pasar por víctimas».

Poniendo como ejemplo la buena sintonía institucional que hay en Castilla-La Mancha, ha contrapuesto esta situación a la nacional, donde los partidos están «sometidos al chantaje ofensivo, indignante y obsceno» de los partidos independentistas.

«Que sepan que lo dejaré claro y las cosas que pasan ahora en España no me harán cambiar de opinión. Tontos, no somos. Y no me estoy refiriendo al recibo de la luz», ha señalado. «A ver si ahora resulta que los culpables van a terminar siendo los que pasen por víctimas. Hasta ahí podía llegar la cosa».

En este punto, ha afirmado que si la estabilidad de este país, de la economía y «de las medidas necesarias» tienen que pasar «por la gente menos fiable de la que hay en política española», la alternativa es el entendimiento entre partidos constitucionalistas. «Habrá que pensarlo entre los que estamos en lo que estamos».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí