El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha reivindicado el trabajo de su partido como el responsable de que el Gobierno regional haya decidido dar marcha atrás y dejar en suspenso el llamado canon del agua incluido en la recientemente aprobada ley de Aguas.

Según ha manifestado, es un día «importante» para la región, ya que se suspende «el cobro de un impuesto al agua» aprobado solo con los votos del PSOE.

ACREDITA
Advertisement

Lo considera «un hito histórico de la oposición», ya que el PP «ha doblegado la voluntad de un Gobierno».

«La oposición del PP ha conseguido que el Gobierno se dé cuenta de que nuevos impuestos y más impuestos no es el camino», ha dicho, para después dar las gracias a «alcaldes y concejales del PP que esta semana han trabajado apara explicar a sus vecinos que el camino del socialismo de García-Page de cobrar más impuestos no es el correcto».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí